Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mercados brasileños indiferentes a tormenta política

logotipo de Associated PressAssociated Press 27/06/2017 Por MAURICIO SAVARESE y SARAH DiLORENZO, Associated Press

SAO PAULO (AP) — Los mercados brasileños el martes no se vieron afectados por las acusaciones presentadas el día anterior contra el presidente Michel Temer, indicio de que quizás la salida del mandatario no es inminente.

En un agudo contraste con respecto a la estrepitosa caída que sufrieron el real y la bolsa de valores de Brasil cuando surgieron inicialmente las acusaciones contra Temer en mayo, el índice Bovespa se cotizaba sin mayores alteraciones, mientras el real bajaba 0,8% ante el dólar.

El lunes por la noche, el fiscal general Rodrigo Janot entregó al Supremo Tribunal un conjunto de cargos penales con un total de 64 páginas, acusando a Temer de corrupción y de recibir sobornos de un ejecutivo de una empresa frigorífica a cambio de influencia en la toma de decisiones de entidades del gobierno. El documento ofrece una ácida descripción de la actitud de Temer, acusándole de faltar el respeto a su investidura y de emplear prácticas -- como reuniones secretas al margen de su agenda oficial -- a fin de encubrir “acciones criminales”.

Temer ha dicho que los cargos en su contra son una “ficción” y que no existen pruebas de que haya recibido sobornos.

Las acusaciones de Rodrigo Janot eran esperadas -- lo que podría explicar la escasa reacción de los mercados bursátiles --, pero el caso ha estremecido al mundo político brasileño desde que surgieron los detalles el mes pasado, y han surgido dudas de si Temer podrá concluir su mandato, que finaliza el año entrante.

Incluso para los brasileños, acostumbrados a la corrupción entre su clase política, las acusaciones contra Temer fueron asombrosas: En primer lugar, las acciones de Temer habrían ocurrido este mismo año, tres años después de haberse iniciado la más vasta investigación anticorrupción en la historia del país. El hecho de que el presidente podría haber estado pidiendo sobornos en momentos en que el poder judicial estaba enviando políticos a prisión casi cada semana da una imagen de increíble osadía, y frustra las esperanzas de que la investigación Lava Jato inhibiría a los líderes del país de incurrir en hechos de corrupción.

Las acusaciones contra Temer van ahora a la Cámara de Diputados, que decidirá si el caso procede. Si las dos terceras partes de la cámara baja deciden que el caso procede, el presidente será removido de su cargo por 180 días mientras se efectúa un juicio. El presidente de la cámara baja Rodrigo Maia, aliado de Temer, quedaría interinamente como presidente del país. De ser hallado culpable, Temer podría tener que pagar una multa de 3 millones de dólares y podría ser sentenciado a entre dos y 12 años de cárcel.

___

El corresponsal de la AP Peter Prengaman contribuyó desde Río de Janeiro.

image beaconimage beaconimage beacon