Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Messi, con doblete, alimenta al Barcelona

logotipo de Associated PressAssociated Press 26/08/2017 Por ALEX OLLER, Associated Press

BARCELONA (AP) — Lo intentó por alto y por bajo, de cerca y de lejos, de penal y de jugada, y al final Lionel Messi celebró el sábado su gol 350 en la liga española con el Barcelona y luego añadió otro más para redondear la segunda victoria del cuadro azulgrana en el actual campeonato, 2-0 en cancha del Alavés.

El triunfo dejó al conjunto catalán de líder provisional junto a la Real Sociedad, ambos con seis puntos de seis posibles.

El equipo dirigido por Ernesto Valverde sigue pendiente de pulir su juego ofensivo e incorporar definitivamente a sus nuevos refuerzos, concretamente el brasileño Paulinho –quien dispuso de unos pocos minutos al final– y el francés Ousmane Dembélé; pero por ahora suma de tres en tres gracias a Messi, quien se repuso de un penal fallado en el primer tiempo y estrenó en el segundo su casillero goleador en el torneo que empezó la semana anterior.

“Ya sabemos la tendencia que Messi tiene a salir a encontrar el juego. Cuando un rival se mete tan adentro, es difícil sacar algo. Messi es capaz de hacerlo”, analizó Valverde, pendiente del rearme definitivo del plantel. “Espero tener mejor equipo el día 31”, zanjó el técnico.

“La Pulga” abrió el marcador a los 55 minutos y firmó un nuevo doblete a los 66, dejando en la lona al Alavés que dirige su compatriota Luis Zubeldía, aún pendiente de celebrar puntos.

“Leo sigue buscando su momento y su posición para poder marcar”, comentó el volante del Barsa, Ivan Rakitic. “Tenemos que mejorar varias cosas, pero hicimos un buen partido y ganamos confianza”.

Zubeldía, por su parte, valoró la competitividad de su equipo, pese a arrancar con dos derrotas consecutivas. “Evitamos que se sintieran cómodos, aunque en la segunda mitad facilitamos sus dos goles”, lamentó el preparador.

El vigente campeón Real Madrid, que saldó con victoria su cotejo inaugural, recibe el domingo al Valencia en el partido que cierra la segunda fecha antes del parón por partidos internacionales de selección.

La jornada sabatina registró también la victoria del recién ascendido Girona, 1-0 sobre el Málaga, y el empate 2-2 entre Deportivo La Coruña y Levante, y cierra a continuación con la visita del Atlético de Madrid a Las Palmas.

El jugador del Barcelona, Lionel Messi, remata y anota un gol contra Alavés en un partido por la liga española el sábado, 26 de agosto de 2017, en Vitoria, España. (AP Foto/Alvaro Barrientos) © The Associated Press El jugador del Barcelona, Lionel Messi, remata y anota un gol contra Alavés en un partido por la liga española el sábado, 26 de agosto de 2017, en Vitoria, España. (AP Foto/Alvaro Barrientos)

Con un plan claramente definido y bien parapetado atrás, el Alavés esperó un error del Barsa para salir al contragolpe e inquietar al arquero visitante, Marc-André Ter Segen, quien se lució en la primera mitad con una providencial parada ante Rubén Sobrino, mucho más veloz que Gerard Piqué en su escapada.

La defensa barcelonista no sufrió en exceso, aunque pareció contagiarse de la falta de ritmo inicial de las líneas restantes, pues ni los mediocampistas, espesos y lentos en la conducción, ni los delanteros, excesivamente contemplativos, aportaron demasiadas soluciones al equipo de Valverde previo al descanso.

Sí la tuvo Messi de penal tras agarrón de Rodrigo Ely a Piqué, pero el disparo con la zurda del rosarino lo despejó hábilmente el portero Fernando Pacheco, quien le adivinó la intención.

Messi pareció echar de menos al emigrado Neymar pero, sobre todo, al uruguayo Luis Suárez, baja por lesión, a la hora de echar desmarques y abrir boquete en la zaga contraria. Ni el cantero Gerard Delofeu, desapercibido en banda, ni Andrés Iniesta, perdido en tierra de nadie, lograron conectar regularmente con Messi.

El empate momentáneo supo a victoria al Alavés tras los primeros 45 minutos, y los dirigidos por Zubeldía buscaron el gol al arranque del segundo tiempo, pero Manu García no alcanzó un venenoso cruce de Ibai Gómez, y Messi respondió con un zurdazo ligeramente desviado. Fue el aviso del desenlace final.

El peligro del Barsa pasaba irremediablemente por las botas del internacional argentino, quien insistió con un tiro libre directo bien tapado por Pacheco y finalmente vio premiado su tesón con el gol originado en una buena combinación entre Iniesta y Jordi Alba. En una de sus múltiples llegadas al área rival, el lateral retrasó un balón para Messi, quien se anticipó a Tomás Pina y fusiló de tiro a cruzado a Pacheco, desconcertado por el desvío involuntario del central Alexis Ruano.

No fue el gol más bello de los ya 351 de Messi en la liga española, sin duda, pero valió su peso en oro para el Barsa y en especial Valverde, cuyos equipos suelen empezar el campeonato al ralentí, y quien andaba necesitado de crédito tras perder la Supercopa de España de forma contundente ante el Madrid.

Pero el “Txingurri” cuenta esta vez con as en la manga como Messi, siempre atento para acudir al rescate y firmar el segundo tanto de la tranquilidad, tras embarazoso enredo entre Wakaso Mubarak y Alexis, que el suplente Paco Alcácer rebaño de cabeza para beneficio del rosarino, intuitivo rematador con la zurda, cruzado y lejos del alcance Pacheco.

image beaconimage beaconimage beacon