Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Michelle Obama critica a los republicanos por su propuesta alimentaria en las escuelas

logotipo de LA NACION LA NACION 27/05/2014 La Nacion
Michelle Obama critica a los republicanos por su propuesta alimentaria en las escuelas © Copyright 2012 SA LA NACION | Todos los derechos reservados Michelle Obama critica a los republicanos por su propuesta alimentaria en las escuelas

WASHINGTON.- La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, calificó hoy de "inaceptable" la propuesta de los republicanos de flexibilizar los criterios de alimentación en algunas escuelas con dificultades económicas, en una inusual declaración frente a periodistas en la Casa Blanca.

Miembros de la Cámara de Representantes, de mayoría republicana y adversarios conservadores del presidente Barack Obama, propusieron eximir de respetar las normas nutricionales en algunas escuelas con dificultades presupuestarias.

El gobierno estadounidense promulgó en 2010 una ley en materia de nutrición que exige a las escuelas ofrecer a los niños alimentos equilibrados, como frutas y verduras, conforme a las recomendaciones de la Academia Nacional de Ciencias.

Michelle Obama, quien encabeza la campaña "Let's move" ("Movámonos") contra la obesidad infantil, criticó la propuesta republicana y la calificó de "inaceptable", luego de una reunión en la Casa Blanca con funcionarios escolares.

"Es inaceptable para mí, no solo como primera dama, sino como madre", insistió. La guerra contra la obesidad es una de los caballos de batalla de Michelle Obama desde su llegada a la Casa Blanca en 2009.

Un tercio de los niños y adolescentes aproximadamente sufren sobrepeso u obesidad en Estados Unidos. La obesidad afecta a cerca del 20% de los niños de entre seis y 11 años y a 18% de los adolescentes de entre 12 y 19 años.

"La última cosa que podemos permitirnos ahora mismo es politiquear a costa de la salud de nuestros niños. Habrá que estar preparados para luchar ", concluyó Michelle Obama, quien como la mayoría de las primeras damas estadounidenses evitó hasta ahora hablar directamente sobre temas políticos.

Michelle destacó en el almuerzo la importancia que tiene que tanto estudiantes como padres, autoridades escolares, líderes comunitarios y defensores de la salud se unan para "proteger y promover los enormes progresos" que se han realizado en las escuelas del país.

La Ley Niños sin Hambre, apoyada por Obama en 2010, requiere que las escuelas cuyos programas de almuerzo son subsidiados por el Gobierno federal, bajo el Programa Nacional de Almuerzos Escolares, se adhieran a nuevas pautas de nutrición más estrictas.

Esas normas entraron en vigor en 2012 y, el próximo año, está previsto que las cocinas escolares adecúen sus menús a cantidades de sodio mejor controladas y con alimentos integrales.

Los críticos de la ley, liderados por la Asociación de Nutrición Escolar, dicen que algunas escuelas necesitan más tiempo para adaptarse y que se han visto muy afectadas económicamente por los requisitos.

Michelle Obama aseguró que quien debe establecer los estándares nutricionales para los niños deben ser grupos de expertos, como el Instituto de Medicina, y no el Congreso. "Tenemos que estar dispuestos a luchar en una dura batalla ahora. Ir hacia atrás no es la respuesta", agregó.

La primera dama anunció que va a ayudar a alzar la voz de los líderes en nutrición sobre sus experiencias implementando estos cambios en el terreno.

También pidió a los expertos en nutrición su opinión sobre cómo hacer girar el debate sobre la reforma de los almuerzos escolares para que el asunto principal sea ayudar a las escuelas con problemas, en lugar de hacer retroceder los puntos fuertes de la ley.

Agencias AFP y EFE

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon