Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Miguel Etchecolatz sufrió un ACV en la cárcel y permanece internado

logotipo de LA NACION LA NACION 29/08/2017

El represor Miguel Etchecolatz, quien se encuentra alojado en el penal de Ezeiza, sufrió un accidente cerebrovascular ayer y fue trasladado al Hospital Interzonal de Ezeiza, Dr. Alberto Antranik Eurnekian, donde hasta el momento permanece internado, según pudo saber LA NACION.

Tras su ingreso hospitalario al mediodía, Etchecolatz ya se encuentra consciente, "ubicado en tiempo y espacio", dijeron las fuentes a este medio durante esta madrugada, quienes también confirmaron que gozaría de "buen estado" de salud. Oficiales del servicio penitenciario federal son los encargados de acompañarlo durante su internación, pues la familia no está autorizada a hacerlo.

La guardia del hospital Interzonal de Ezeiza, donde se encuentra internado Miguel Etchecolatz © LA NACION La guardia del hospital Interzonal de Ezeiza, donde se encuentra internado Miguel Etchecolatz

Mientras el ex comisario de la Policía Bonaerense continúa su recuperación, un uniformado custodia el ingreso al edificio. Fuentes revelaron que más de una vez se han enfrentado a escraches una vez que el paradero de Etchecolatz se hace público.

El represor Miguel Etchecolatz sufrió un ACV en la cárcel y fue trasladado al hospital municipal © LA NACION El represor Miguel Etchecolatz sufrió un ACV en la cárcel y fue trasladado al hospital municipal

Días atrás, a Etchecolatz se le había rechazado la prisión domiciliaria por orden del juez federal Ernesto Kreplak de La Plata, a cargo del juzgado Criminal y Correcional N°3, ante un pedido de la defensa del ex jefe de investigaciones de la policía.

Etchecolatz fue condenado en seis oportunidades por crímenes de lesa humanidad: en 1986, a 23 años de prisión en la denominada causa 44 o "Camps"; en 2004, a 7 años de prisión (reducida luego a 4), por la apropiación de una hija de desaparecidos; en 2006, a reclusión perpetua en la conocida como "causa Etchecolatz"; en 2012, a prisión perpetua por el "Circuito Camps"; en 2014, a perpetua por un doble homicidio en el marco de la causa "La Cacha", y en 2016, a 25 años de prisión por el secuestro y las torturas a una pareja desaparecida.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon