Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Milagro Sala: el fiscal General de Jujuy dijo que la prisión domiciliaria es "irregular"

logotipo de LA NACION LA NACION 17/08/2017

El fiscal General de Jujuy, Sergio Lello Sánchez, aseguró hoy que la decisión del juez Gastón Mercau de otorgarle la prisión domiciliaria a Milagro Sala es "irregular" porque el expediente sobre el que resolvió está en manos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Además, Lello Sánchez adjudicó la recomendación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de otorgarle a Sala ese beneficio a un "lobby político internacional" de la defensa de la líder de la organización Tupac Amaru. "Debe seguir" en la cárcel, sostuvo.

En declaraciones a radio La Red, el fiscal General del Ministerio Público de la Acusación de Jujuy dijo: "Me sorprendió el trámite que imprimió y el hecho de que haya decidido esto". Y detalló: "Entiendo que para decidir sobre la recomendación de la Comisión Interamericana [de Derechos Humanos] debía tener el expediente físicamente, pero el expediente está en la Corte Suprema".

Lello Sánchez recordó que Sala "tiene tres prisiones preventivas" y consideró que el juez Mercau "se equivocó" porque "una recomendación es eso, una recomendación". Y agregó: "Entiendo que no son obligatorias las recomendaciones".

La decisión de Mercau sólo podrá concretarse cuando otro juez, Pablo Pullen Llermanos, emita resolución al respecto, ya que el letrado mantiene con prisión preventiva a Sala por dos causas. La dirigente está presa en el penal de Alto Comedero, en San Salvador de Jujuy, desde enero de 2016.

Según el fiscal General, hubo "lobby político internacional" de la defensa de Sala que derivó en la recomendación que hizo la CIDH. "No hay nada que haga que [Sala] sea diferente frente a la ley como tantos detenidos con prisión preventiva", planteó. "Es un lobby político", zanjó.

Por último, Lello Sánchez dijo que Sala "tiene que seguir en prisión preventiva en el establecimiento carcelario" porque "no tuvo ninguna afectación física y psíquica más allá de la que sufre cualquier ciudadano que está cumpliendo una detención".

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon