Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ministros denunciados evalúan un contraataque ante la justicia civil

logotipo de LA NACION LA NACION 24/08/2017

Los funcionarios del Gobierno comenzaron a mostrar los dientes y a pensar una estrategia más belicosa para defenderse de las denuncias de corrupción. Mientras se ponen a disposición de la Justicia de Comodoro Py, por cuerda separada, algunos miembros del gabinete evalúan un contraataque: la posibilidad de iniciar demandas en el fuero civil contra sus "denunciantes asiduos", por considerar que iniciaron acciones penales con "mala fe y sin sustento".

Quien dio el primer paso fue el ministro de Justicia, Germán Garavano. Radicó una demanda civil por "daños y perjuicios" contra el diputado kirchnerista Rodolfo Tailhade. Le hizo un reclamo de 2 millones de pesos como resarcimiento.

Fue en respuesta a una denuncia que hizo el legislador del FPV por la negociación del Ministerio de Justicia con Odebrecht, cuando el Gobierno buscaba llegar a un acuerdo para obtener datos de las coimas del Lava Jato. Ese caso fue desestimado por el juez federal Rodolfo Canicoba Corral.

El martes, al despacho de Tailhade en el Congreso llegó la carta documento con la citación a la mediación, el paso previo a un juicio civil. "Garavano se sintió agraviado por la falsa denuncia, que mancha el honor de su apellido y de su familia. Es nefasto", señalaron cerca del funcionario. La audiencia fue fijada para el 21 de septiembre.

Según pudo conocer LA NACION, Garavano no es el único funcionario con intenciones de tomar alguna acción contra los denunciantes. "Hay muchos ministros que quieren tomar cartas en el asunto. Esperamos que la de Garavano no sea la única denuncia porque es mucho el daño que se infringe y ya no es todo gratis en la Argentina", manifestó a este medio una alta fuente de la Casa Rosada. El inicio del juicio político a Eduardo Freiler tiene envalentonados a algunos hombres del entorno de Mauricio Macri.

Asesoramiento

Para contener el enojo, la mesa chica de Mauricio Macri le encomendó a Fabián Rodríguez Simón la misión de brindarle asesoramiento jurídico a los miembros del gabinete. "Pepín" es una espada clave del Presidente y un líbero para tratar los temas más sensibles del Gobierno, sobre todo, en materia jurídica.

Según pudo conocen LA NACION, Rodríguez Simón organizó una reunión para hoy con los ministros que están interesados en seguir un camino similar al de Garavano, porque se sintieron agraviados con distintas denuncias penales.

Analizarán cada situación particular, evaluarán si pueden acreditar la mala fe y prepararán nuevas demandas civiles, si ven que puede ser un camino exitoso. En la lista de convocados al encuentro hay al menos siete funcionarios.

"Hay un consenso de no tolerar más las denuncias que se hacen con mala fe. Los ministros no quieren dejar impune lo que sienten como un apriete. Hay denuncias que no tienen sustento, pero generan un perjuicio, sobre todo para la familia del funcionario", señaló otro miembro de la mesa chica de Cambiemos. Aseguró que "no es una medida del Gobierno", sino "una decisión personal" de cada ministro que quiera iniciar una demanda.

No serían los primeros casos de "denuncias a denunciantes". En el pasado, Cristina Kirchner demandó a Margarita Stolbizer y Aníbal Fernández, a Elisa Carrió.

Además de Tailhade, en la mira de los funcionarios de Cambiemos están el diputado kirchnerista Darío Martínez (que denunció el caso de los Panamá Papers) y otros abogados independientes que radicaron distintas acciones penales. "No se va a tolerar que denunciadores seriales vinculados a las cloacas de los servicios de inteligencia hagan actos extorsivos, dañinos y de mala fe", lanzó un hombre cercano a la Casa Rosada.

El ministro de Justicia, Germán Garavano, radicó una denuncia por "daños y perjuicios" contra el diputado K Rodolfo Tailhade © TwitterTwitter El ministro de Justicia, Germán Garavano, radicó una denuncia por "daños y perjuicios" contra el diputado K Rodolfo Tailhade

La "mesa judicial" del gabinete lleva una "contabilidad" de las causas judiciales contra Cambiemos, convencida de que hay denuncias infundadas y con intencionalidad política. Sobre un total de 39 denuncias sensibles que recibieron el Presidente y sus ministros, 17 fueron desestimadas, archivadas o sobreseídas.

En diálogo con LA NACION, Tailhade consideró un "apriete" la demanda de Garavano. "No somos dos privados. Como diputado tengo la obligación de denunciar si hay sospechas de ilegalidad", dijo el legislador. Y arremetió: "Voy a pedir la reapertura de la causa penal de Odebrecht, no me van a sacar un peso".

Tanto Garavano como Tailhade tienen antecedentes en juicios civiles por daños y perjuicios. Ambos ganaron. La pulseada recién comienza.

Denunciantes en la mira

Rodolfo Tailhade

diputado del FpV

Denuncia penalTailhade denunció a Garavano por la negociación del Ministerio de Justicia con Odebrecht cuando el Gobierno buscaba datos de las coimas. El caso fue desestimado.Demanda civilGaravano le radicó una contrademanda a Tailhade en el fuero civil por daños y perjuicios. Exigió un resarcimiento de $ 2 millonesOtros funcionariosVarios ministros consideran que fueron denunciados "con mala fe y sin fundamento".Reunión de trabajoHoy recibirán el asesoramiento jurídico de Fabián Rodríguez Simón para evaluar si radican más demandas.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon