Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Misterio en una estancia de Lobería: hallan a tres jóvenes muertos a escopetazos

logotipo de Tiempo Argentino Tiempo Argentino 27/05/2014 Tiempo Argentino

El padre de Leandro Soplan entró ayer a la mañana a una de las casas de la estancia Los Caprichos, en el partido de Lobería, para comenzar con sus labores diarias como casero cuando se topó con un baño de sangre. En las distintas habitaciones de la vivienda estaban los cadáveres de su hijo, de 22 años; de su novia, Alejandra Teruggi, de 17; y de Rocío Borello, de 19, amiga de ambos. Según las primeras estimaciones, las chicas fueron asesinadas de al menos dos tiros cada una, mientras que el muchacho se habría suicidado de un escopetazo en la cabeza.
El hecho fue descubierto alrededor de las 10, en una de las vivienda que se encuentra dentro el establecimiento rural ubicado a unos 15 kilómetros de la ciudad de Lobería.
Fuentes policiales contaron  a Tiempo Argentino que tanto Soplan como su padre trabajaban en ese campo y vivían en esa casa durante la semana junto a su familia, aunque los fines de semana volvían a su hogar en el casco urbano de Lobería.
A ese lugar llegaron los efectivos de la Jefatura Departamental de Necochea, de la Policía Comunal local y personal de Bomberos luego de recibir el llamado de alerta del padre del joven fallecido.
Los médicos forenses que trabajaron en la escena del crimen determinaron a primera vista que cada una de las adolescentes presentaba dos heridas de bala en distintas partes del cuerpo, mientras que Soplan sólo tenía una en la boca. Todos los disparos habrían salido de una escopeta calibre 16 que se encontró al lado del cadáver del muchacho, la cual será sometida a pericias balísticas por expertos de la Policía Científica.
Según pudieron establecer los investigadores, los jóvenes se encontraban en ese predio desde el sábado a la noche. Había varias botellas vacías de bebidas alcohólicas.
"Todo apunta a un hecho entre las tres personas. Hay una coincidencia entre la cantidad de disparos que recibieron las víctimas y las vainas que se encontraron en el lugar. No hay faltantes de objetos de valor ni de violencia en los accesos de la casa, por lo que se descarta que haya participado otra persona en el hecho", explicó a Tiempo un jefe policial que participa en la investigación.
El vocero indicó que, además de la supuesta arma homicida y las vainas recuperadas en la vivienda, también se secuestró dinero, los celulares de los tres jóvenes y otras pertenencias.
Ayer los tres cuerpos fueron llevados a la morgue del Hospital de Necochea. Por la tarde comenzaron las autopsias correspondientes. Los investigadores esperaban los resultados para poder determinar la data de muerte.
Consultado sobre el detonante del hecho, la fuente señaló que por el momento se desconoce si había alguna disputa dentro de la pareja: "Los familiares aún no pudieron prestar declaración, porque están muy mal por lo ocurrido. Los asisten psicólogos de la Policía Bonaerense y especialistas en traumas del municipio", indicó la fuente.
Los investigadores comenzaron a analizar mails, mensajes de texto y redes sociales en busca de pistas, ya que todo indica que por lo menos habría un problema de celos entre ellos.
La causa recayó en Vanesa Schneider, titular de la Ayudantía Fiscal de Lobería, quien en principio caratuló el hecho como averiguación de causales de muerte.
La comunidad de Lobería se mostró ayer muy conmovida por este episodio. Varios amigos y familiares de las víctimas eligieron las redes sociales para expresar su dolor.
"Hay cosas q no se olvidan y personas como vos mucho menos. Estés donde estés vas a estar siempre presente. Q.E.P.D. Roo Borello", publicó ayer en su cuenta de Facebook un amigo de las víctimas.  «

   

Un recuerdo trágico aún fresco

En octubre del año pasado el intendente de Lobería Hugo Rodríguez y el director del Taller Protegido de esa ciudad, Héctor Álvarez, fueron asesinados a balazos y hachazos en la plaza principal por el ex funcionario Julio César Aldecoa.

Más de Tiempo Argentino

image beaconimage beaconimage beacon