Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Morales condenó la decisión: "es vergonzosa y es un privilegio"

logotipo de LA NACION LA NACION 17/08/2017

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, abandonó las formas y se despachó por Twitter: "Es vergonzoso que una delincuente como Milagro Sala tenga el privilegio de prisión preventiva en su mansión construida con plata del pueblo". Eso escribió en la red social, tras conocerse la decisión del juez Gastón Mercau de otorgarle la prisión domiciliaria a Sala.

Acompañó el tuit con una foto aérea de la casa de la dirigente social, en donde se aprecian el inmueble y una pileta. La defensa de Sala aseguró que la casa, ahora, está parcialmente destruida porque fue saqueada.

Minutos antes, Morales había dicho por la misma vía: "No comparto la resolución de la CIDH y del juez de privilegiar a Milagro Sala con prisión preventiva en su mansión. Es una gran injusticia". Hacía referencia así al pedido de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de que se tomen "medidas alternativas" a la detención en el penal de Alto Comedero.

Desde que Sala fue detenida, en enero de 2016, por "instigación a cometer delitos" y "tumultos" y a medida que fueron cayéndole otras causas, Morales procuró dejar actuar a la Justicia. Si bien condenó públicamente a Sala, optó por la postura de no intervenir en la causa. Por eso es llamativa su reacción, condenando la acción judicial. A pesar de ello, el gobernador fue acusado por organismos de derechos humanos y la defensa de la dirigente de digitar el destino de Sala.

Algunas semanas atrás, había mostrado disconformidad con la recomendación de la CIDH, pero aseguró que es de carácter obligatorio; por lo tanto, dio a entender que la prisión domiciliaria era un desenlace probable. "No comparto que la CIDH otorgue el privilegio de prisión domiciliaria a corruptos aunque sus cautelares son obligatorias #MilagroSala", tuiteó entonces.

En una posición más conciliatoria se paró el ministro de Justicia, Germán Garavano. "Me parece que es un paso importante que se haya dado en el cumplimiento de este pedido de la CIDH. Por otro lado, los procesos judiciales son por hechos muy graves que deben ser esclarecidos y tramitados ante la justicia de Jujuy", aseguró el ministro, en declaraciones a la prensa, en una visita en Neuquén.

"En todos estos casos hay que dejar que sea la Justicia la que se pronuncie", agregó Garavano, poniendo paños fríos a la cuestión.

Ayer por la tarde Morales asistió a un panel en el precoloquio de IDEA, en Rosario, donde acentuó su disconformidad. "Reitero que la CIDH se ha convertido en un grupo de burócratas que viven en Washington y que han pasado a formar parte de una facción o un partido internacional. Creo que los desprestigia este tipo de soluciones", aseguró. Al ser consultado sobre quienes consideran a Sala una presa política, el gobernador dijo: "Se equivocan. Es una dirigente que ha violentado al pueblo y que ha ejercido lo peor de la esclavitud de este siglo, que es el clientelismo".

La defensa de Sala anticipó que hoy insistirá en una denuncia de "hostigamiento" contra la dirigente de Tupac Amaru, ya que será trasladada a un domicilio en el que no vivía antes de ser detenida y que está en mal estado.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon