Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mujeres protestan contra la represión en Venezuela

logotipo de Associated PressAssociated Press 07/05/2017 Por FABIOLA SÁNCHEZ, Associated Press

CARACAS (AP) — Al grito de “¿Quiénes somos? ¡Venezuela! ¿Qué queremos? ¡Libertad!”, miles de mujeres vestidas con camisetas blancas marcharon el sábado por la principal autopista de Caracas, donde permanecieron casi cuatro horas en la protesta más reciente contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Las manifestantes, que portaban flores blancas y carteles con la leyenda “no + represión”, golpearon ollas, se quitaron las camisetas y cantaron el himno nacional. Algunas iban provistas de lentes para nadadores y máscaras de pintores con el fin de protegerse de los gases lacrimógenos y las balas de goma.

Las mujeres intentaron desplazarse por una avenida del norte de la ciudad hacia el ministerio de Relaciones Interiores, pero como ha sucedido casi todos los días desde hace cinco semanas, cientos de efectivos policiales con equipos antimotines les cerraron el paso. Los choques entre la policía y los manifestantes han dejado una treintena de muertos en las últimas semanas.

Varias miles se desviaron hacia la principal vía rápida para tratar de acceder al centro de la ciudad por allí, pero camiones antimotines y varios centenares de guardias nacionales les impidieron pasar. Tras permanecer casi cuatro horas apostadas en la vía, las opositoras se retiraron de forma pacífica.

Algunas manifestantes se acercaban a los guardias nacionales para ofrecerles flores e invitarlos a sumarse a la causa.

“¿Qué les dirás a tus chicos más adelante?”, les preguntó una mujer, mientras que otra les gritó: “¿y ustedes no están pasando hambre como nosotras?”

En varias ciudades del interior se registraron movilizaciones similares de miles de mujeres.

En una protesta en la ciudad central de Barquisimeto varias mujeres se acercaron hasta la entrada de una instalación militar y destruyeron un retrato del fallecido presidente Hugo Chávez, pisoteándolo, escupiéndole e insultándolo, según videos difundidos en medios locales y en las redes sociales.

La acción se llevó a cabo un día después que un grupo de personas derribó una estatua de Chávez que estaba en una plaza de la población occidental de Villa del Rosario, estado Zulia, según informó la prensa local. En el lugar donde estaba la estatua seguidores del gobierno y militares colocaron el sábado un busto del fallecido líder, indicó el portal de noticias El Pitazo.

En respuesta a la marcha opositora, el gobierno realizó una movilización de centenares de mujeres oficialistas en el centro de Caracas.

El ministro de la Defensa, general en jefe Vladimir Padrino López, rechazó el viernes en la noche los señalamientos de que los cuerpos de seguridad se han excedido en el control de las protestas, tal como han denunciado la oposición y organizaciones humanitarias, y dijo que los militares solo actúan cuando las fuerzas policiales no pueden controlar la situación.

Padrino López dijo en una entrevista en la televisora estatal que Venezuela enfrenta una “guerra no convencional”, y que hay “grupos terroristas” financiados internamente para atentar contra la paz del país.

El ministro no mencionó la denuncia que realizó el dirigente y excandidato presidencial Henrique Capriles de que 85 oficiales fueron detenidos por expresar su desacuerdo con la actuación de las fuerzas armadas en la represión de las protestas.

La presidenta de la organización local Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional, Rocío San Miguel, expresó que no tiene ninguna información sobre la detención de oficiales, pero sostuvo que los jefes de la Guardia Nacional en los estados centrales de Carabobo y Cojedes fueron relevados de su cargos recientemente en medio de la tensión generada por las protestas callejeras.

Por su parte, la comisión presidencial para la Asamblea Nacional Constituyente sostuvo la víspera reuniones en el palacio de gobierno para avanzar en el proceso que activó Maduro esta semana con el fin de redactar una nueva Constitución que reemplace a la que está vigente desde 1999.

La Conferencia Episcopal Venezolana se unió a las voces que han rechazado el proceso constituyente e indicó en un comunicado que la reforma a la carta magna es “peligrosa” para la democracia venezolana.

Asimismo, la cúpula eclesiástica difundió una misiva que les envió el papa Francisco en la que manifiesta preocupación por la situación de Venezuela y reitera que los graves problemas del país se pueden solucionar si hay voluntad de “dialogar seriamente” y de cumplir los acuerdos alcanzados.

____

Fabiola Sánchez está en Twitter como: https://twitter.com/fisanchezn

image beaconimage beaconimage beacon