Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mundial de atletismo. Robeilys Peinado, la inesperada medallista que le dio una alegría a Venezuela

logotipo de LA NACION LA NACION 06/08/2017

LONDRES (DPA) - La garrochista venezolana Robeilys Peinado se convirtió en una de las gratas sorpresas de la jornada, al conseguir para su país la primera medalla en la historia de los mundiales de atletismo , luego de finalizar tercera en la final del lanzamiento de garrocha.

"Ha sido muy inesperada. Cuando mi entrenador me llamó para darme la bandera, yo miraba la pantalla y pensaba: No puede ser, no puedo estar tercera. No me lo creía", confesó, exultante, la joven de 19 años, que compartió el tercer puesto con la cubana Yarisley Silva. Peinado señaló 4,65 metros, detrás de la griega Ekaterini Stefanidi, campeona con 4,91 metros, y de la estadounidense Sandi Morris, que obtuvo la medalla plateada con 4,75m.

"En esta temporada no estaba incluido el Mundial, pero pasé a la final y gané medalla... íGuau! Esta noche no voy a poder dormir", prosiguió Peinado , una hora después de su sorprendente conquista.

En la delegación venezolana esperaban que Yulimar Rojas le diera al país la primera presea este lunes, en el salto triple. Pero, sin que casi nadie contara con ella, Peinado, la más joven de las finalistas de la garrocha, se le adelantó un día a la estrella de Venezuela.

El festejo de Peinado tras conseguir una marca impensada © LA NACION El festejo de Peinado tras conseguir una marca impensada

"Con Yulimar compartimos nuestros inicios en el atletismo y es una chica muy humilde. Yo estoy muy orgullosa de ella. No sé qué pasará este lunes, pero yo ya tengo mi medalla", apuntó la sonriente garrochista sobre su compañera de equipo, que luchará por la corona del triple con la colombiana Caterine Ibargüen . "Ya dije que venía a ponerle color al Mundial y lo hice con el bronce. Ahora vamos por un oro", agregó Peinado, que con sus 4,65 metros también batió el récord de Venezuela y el suyo personal (4,55).

La presea de Peinado supone una alegría extra para el país sudamericano, que atraviesa una delicadísima crisis política, social y económica. "Ya estaban muy felices porque logré el pase a la final y ahora con la medalla más todavía. Saben que siempre doy lo mejor de mí", apuntó la joven atleta, que se entrena en Polonia desde febrero pasado.

Peinado pasó sin problemas el listón en 4,30 metros, 4,45 y 4,55, superó en el segundo intento los 4,65, con lo cual igualó el récord nacional, y falló con tres nulos su intento de 4,75. "No puedo pedir más. Tengo una frase que dice que no hay límite. Antes el cielo era mi límite, pero ahora sé que puedo ir más allá del cielo. No me pongo límites. Me ha sorprendido esta medalla como a todo el mundo. Es increíble conseguir una medalla aquí", destacó la venezolana.

Entrenada por el técnico checo Wiaczeslaw Kaliniczenko, Peinado cumple una gran temporada, que incluyó también un tercer puesto en el Meeting de Estocolmo de la Liga de Diamante; además fue segunda en Madrid y se impuso en el Sudamericano de Asunción.

La medalla es también un desquite para Peinado, que hace un año debió renunciar a los Juegos Olímpicos de Río por una lesión en la mano izquierda que la mantuvo sin competencia durante seis meses.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon