Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mundial: De la frustración al júbilo en México

logotipo de Associated PressAssociated Press 13/06/2014 Associated Press

MEXICO (AP) — De la irritación a la satisfacción, del enfado y la angustia a la euforia.

En la explanada del Zócalo, la principal plaza en el corazón de la ciudad de México, una marea verde de miles de mexicanos pasaron de la frustración al júbilo mientras seguían en tres grandes pantallas el primer partido de su selección en la Copa del Mundo que dio una bocanada de ánimo al país al imponerse 1 a 0 a Camerún.

"Fue algo inesperado, yo la verdad no confiaba mucho en la selección", dijo aliviado René Francisco Durón Martínez, un médico veterinario de 52 años que aguantó los más de 90 minutos bajo el inclemente sol de la ciudad de México que contrastó con la lluvia que no amainó en el estadio de Natal, Brasil.

"Esta victoria nos sabe a gloria a todos los mexicanos", añadió el hombre que portaba una camiseta color verde y pantalones de vestir.

Entre chiflidos y gritos contra el árbitro que anuló dos goles a México y la desilusión de que no se concretaran más llegadas de los seleccionados del "Tri" en la primera mitad, se pasó a un segundo tiempo que devolvió la esperanza al minuto 61 con un gol de Oribe Peralta y el ánimo no volvió a decaer.

"Son cambios que no se esperaban, (pero) se jugó muy bien", dijo José Joel Nava, un empleado de 61 años que llegó al Zócalo con un pronóstico "reservado", pero que al terminar el encuentro no dudó en decir que es la "primera vez que se ve que México domina, mete gol".

Con sus camisetas verdes y ondeando banderas mexicanas, los miles de asistentes al Zócalo aplaudieron cuando luego del minuto 72 salió Peralta y en su lugar entró Javier "El Chicharito" Hernández.

"¡Vamos Chicharito!", se oía cada vez que el delantero mexicano se acercaba a la portería contraria, aunque también le soltaban reclamos -"Estabas solo"- cuando no lograba concretar un gol.

Del regocijo en el Zócalo se pasó a la celebración que llevó a varios de los asistentes a caminar hasta el Angel de la Independencia, a varias cuadras de ahí, para festejar a México.

Y de la emoción en las calles se pasó al reconocimiento de los políticos en las redes sociales.

"Así se juega", señaló en su cuenta de Twitter el presidente Enrique Peña Nieto. "¡Viva México! Felicidades #YaCreo", añadió.

El siguiente desafío vendrá el martes, cuando México se enfrente al anfitrión Brasil, y el resultado contra Camerún ha abierto la esperanza.

"Hay que tener fe", dijo Maika Noriega, un ama de casa de 34 años que llegó al Zócalo con sus gemelas de 8 años. Para Louley, una de sus hijas, la respuesta puede estar en que "le echen muchas ganas".

image beaconimage beaconimage beacon