Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ofensiva oficial para destrabar el mercado de EE.UU.

logotipo de LA NACION LA NACION 05/08/2017

El Gobierno buscará la semana próxima acelerar el tratado de libre comercio con México y destrabar el ingreso de algunos productos agrícolas en los Estados Unidos. Así lo indicaron a LA NACION calificadas fuentes oficiales, que precisaron que, por esta razón, viajarán el secretario de Comercio, Miguel Braun, y el secretario de Relaciones Económicas Internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores, Horacio Reyser.

Primero estarán en México, donde avanzarán en la ampliación del Acuerdo de Complementación Económica (ACE) entre la Argentina y ese país, acordada por los presidentes Mauricio Macri y Enrique Peña Nieto hace un año en Buenos Aires. La intención es lograr un acuerdo de libre comercio.

Ofensiva oficial para destrabar el mercado de EE.UU. © LA NACION Ofensiva oficial para destrabar el mercado de EE.UU.

Luego, ambos funcionarios argentinos viajarán a Washington, donde, por la gestión del ministro de Producción, Francisco Cabrera, serán recibidos por uno de los hombres más importantes de la administración Trump, el secretario de Comercio, Wilbur Ross.

Con 55 años de experiencia en el sector financiero antes de su entrada en el gobierno, Ross maneja la estrategia comercial de los Estados Unidos.

Por esta razón, Braun le planteará la necesidad de abrir el mercado norteamericano para una serie de productos argentinos, como la carne vacuna, vedada desde hace varios años. En este sentido, también se discutirá el pedido de los productores norteamericanos de ingresar el producto en la Argentina, que encuentra resistencia local por la "peste porcina" que hay en ese país; la idea es acordar un protocolo de seguridad.

La segunda cuestión se relaciona con el demorado ingreso de los limones argentinos a ese mercado, que presuntamente se había destrabado a fines del año pasado. "Hay cuestiones burocráticas sin resolver", admitió la fuente del gabinete nacional. Y subrayó que Braun también hablará sobre esta cuestión.

Respecto de la denuncia del dumping del biodiésel argentino, formulada por los productores norteamericanos, en el Gobierno creen que el conflicto finalmente se tendrá que resolver con alguna suba en el precio del producto local, aunque admiten que esa decisión lo volverá menos competitivo.

Otra cuestión, que no tiene tanta relevancia en términos numéricos pero sí como señal de distensión, es el reingreso de la Argentina en el Sistema General de Preferencias (SGP), que permite que algunos productos ingresen con un arancel reducido en los EE.UU. Al respecto, se espera que en noviembre llegue a Buenos Aires el jefe de la oficina del representante del comercio (USTR), Robert Lighthizer.

La Argentina, que ha tenido un déficit comercial estructural con los EE.UU. salvo en el período 2004-2007, logró en 2016 un intercambio bilateral de US$ 11.466 millones, con un déficit de US$ 2502 millones.

El rojo comercial se recortó en 2016 a la mitad respecto del resultado de 2015, pero se ubicó muy lejos del superávit de US$ 495,4 millones logrado por la Argentina en 2005, según las cifras procesadas por la Amcham Argentina.

Justamente, el biodiésel es el principal producto de exportación argentina a ese país, con ventas por US$ 1240 millones en 2016. Luego siguen los vinos y el petróleo crudo.

Según un informe de Abeceb, las exportaciones a EE.UU. crecieron 11,1% en lo que va del año, impulsadas por las ventas de biodiésel, que no se han frenado pese a las investigaciones por antidumping y subsidios que lleva a cabo Estados Unidos sobre ese combustible procedente de la Argentina.

"Las importaciones en cambio crecen tímidamente (1,1%), resultando en un menor déficit externo: US$ 1245 millones en los primeros seis meses del año, frente a 1417 millones en el mismo período del año pasado", indicó la consultora dirigida por Dante Sica.

Los principales sectores de exportación a EE.UU. son químicos, bienes agrícolas, metales y sus manufacturas, bienes de capital, minerales y combustibles, y automotriz.

Las principales importaciones desde Estados Unidos son químicos, bienes de capital, minerales y combustibles, autopartes, farmaceúticos y electrónicos.

La cámara de comercio norteamericana en el país, Amcham, destacó que EE.UU. sigue siendo el primer inversor extranjero directo en la Argentina, con un stock de US$ 19.800 millones, seguido por España y Holanda.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon