Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Oficializaron en la Ciudad y GBA el ajuste en las tarifas del gas tras 14 años de congelamiento

logotipo de Infobae Infobae 10/04/2014 Infobae
hornalla encendida fuego 1170 © hornalla encendida fuego 1170 hornalla encendida fuego 1170

El Ejecutivo continúa reglamentando la modificación del esquema tarifario del gas. El "sinceramiento" del costo del servicio supone un fuerte incremento en el precio del combustible y una suba en los ingresos de las empresas, a dos semanas del anuncio de eliminación parcial de los subsidios.

Con ocho resoluciones, los aumentos fueron publicados ayer y hoy en el Boletín Oficial. A través de  la Res. 2851 del Enargas, el Ejecutivo oficializó para la distribuidora Metrogas -que nuclea a la Ciudad y gran parte de la Provincia de Buenos Aires- incrementos en el metro cúbico entre el 204 al 772 por ciento, según el nivel de consumo y ahorro de los usuarios. Las subas son más fuertes para las familias que más gastan.

Ahora bien, el costo final de la factura no tendrá esos números exorbitantes. Este lunes, el interventor del Enargas, Antonio Pronsato, aclaró que esos sensibles incrementos refieren al valor del gas en boca de pozo, el cual representa solamente -en promedio- el 20% de lo que pagan los clientes. El resto del costo de la boleta está compuesto por lo que se paga en concepto de transporte y distribución.

Según el titular del ente regulador, el 55% de los hogares pagaba una factura promedio bimestral de 27 pesos. Desde agosto de 2014, con el último tramo del ajuste de subsidios, ese sector "abonará un promedio de 60 pesos, lo que equivale a un peso por día". "Es decir, la quinta parte de un boleto de subte, mientras que el 45 por ciento restante de los hogares, que son los de mayor consumo y poder adquisitivo, que abonaban una factura promedio bimestral de 140 pesos, pasarán a pagar una factura promedio de 300 pesos, lo que equivale a cinco pesos por día", ejemplificó.

Las subas

El aumento será de manera escalonada y en tres etapas: abril, junio y agosto. En lo que afecta al aumento del metro cúbico, un usuario porteño denominado R1 (el sector que menos consume) sufrirá un ajuste de 308%, al pasar de $0,143 a $0,441. Un consumidor intermedio (R2.3) -que gasta entre 801 a 1000 m3 anuales- tendrá una suba del 403%, cuando de $0,156 llegue a 0,631 el m3. A los que más consumen (R3.4), se les encarecerá 776%, al subir de $0,247 a 1,919 pesos.

En todos los casos las cifras son para los usuarios que tengan un ahorro menor al 5% al mes de agosto. La suba será menor para aquellos hogares que reduzcan su consumo entre el 5 y 20 por ciento.

Además, los bonaerenses y porteños podrán mantener el subsidio completo si logran encuadrarse en el "nuevo esquema de uso racional del gas" y ahorrar un 20% de su consumo habitual. El cálculo se pondera de acuerdo al mismo período del año anterior.

De no hacerse un uso "racional", los incrementos alcanzarán a 8 millones de hogares. A nivel país, aplicará a los clientes de Gas Natural Fenosa (presta servicio en el Gran Buenos Aires), Distribuidora Gas del Centro (Córdoba, Catamarca y La Rioja), Camuzzi Gas Pampeana (parte de Buenos Aires y La Pampa), Gasnor (Tucumán, Salta, Jujuy y Santiago del Estero) y Distribuidora de Gas Cuyana (Mendoza, San Juan y San Luis). Estarán exceptuados los que viven en la Patagonia.

Desde 1999 que no se quebraba el congelamiento del cuadro tarifario de Metrogas. Emblema de las privatizaciones en los noventa, la distribuidora nunca pudo renegociar las condiciones del contrato de concesión tras la devaluación en 2002. La administración kirchnerista le cerró las puertas a ese tipo de conversaciones, cuando la anterior controlante, la británica BG, iniciara una demanda en el Ciadi contra la Argentina.

A fines de 2012, el grupo europeo le vendió su parte a Daniel Vila y José Luis Manzano. La buena llegada al Gobierno de los empresarios conllevó que, solo 15 días después del cambio de manos, la petrolera  YPF -socio minoritario de la distribuidora- hiciera uso de la opción para quedarse con la empresa.

Exentos

La reglamentación establece como usuarios que quedan afuera del ajuste tarifario a los siguientes grupos:

1. Pacientes de enfermedades crónicas que impliquen un mayor consumo del servicio.

2. Percibir como único ingreso previsional el equivalente a un haber mínimo.

3. Percibir pensiones no contributivas.

4. Ser beneficiario de algún Plan o Programa Social.

5. Tener el domicilio afectado por actividades de índole social (institutos, centros de recuperación, comedores comunitarios).

6. Percibir alguna asignación familiar.

7. Contar con certificado de discapacidad.

8. Poseer ingresos familiares insuficientes para afrontar el pago de la tarifa plena.

9. Encontrarse exento del pago de ABL/Tasas municipales.

10. Poseer viviendas con características edilicias desfavorables que impliquen la utilización de un mayor consumo del servicio, como las construcciones precarias.

11. Poseer vivienda con local anexo destinado a la actividad comercial.

12. Poseer vivienda en la cual conviven múltiples hogares.

Más de Infobae

image beaconimage beaconimage beacon