Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Oposición paraliza en Venezuela en medio protestas; 1 muerto

logotipo de Associated PressAssociated Press 20/07/2017 Por FABIOLA SÁNCHEZ, Associated Press

CARACAS (AP) — Calles vacías, centenares de comercios cerrados y personas que pasaron aprietos para transportarse a sus trabajos marcaron la jornada en la capital de Venezuela y el interior del país a raíz del paro cívico impulsado por la oposición contra el proceso constituyente, que derivó en protestas violentas y dejaron una nueva víctima fatal.

El Ministerio Público reportó por la tarde el fallecimiento de Ronney Eloy Tejera, de 24 años, durante un incidente en que se utilizó arma de fuego cuando un grupo protestaba en un municipio en el estado central de Miranda. La muerte del joven eleva a 94 el número de fallecidos desde que comenzaron las protestas antigubernamentales hace más de tres meses en la nación petrolera agobiada por una profunda crisis económica.

Las autoridades judiciales ordenaron investigar el hecho, en que resultaron heridas otras tres personas.

Con la huelga de 24 horas la oposición buscaba acentuar su presión contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro y su iniciativa para reescribir la carta fundamental del país, para lo cual prepara la elección de una Asamblea Constituyente el 30 de julio.

Maduro, quien se resiste a echar para atrás en su plan constituyente e incluso desafía a las amenazas de sanciones formuladas por el gobierno de Estados Unidos, acusó a la oposición de intentar “sabotear la vida económica del país" y señaló en un encuentro con seguidores que supuestos manifestantes atacaron la sede de la estatal Venezolana de Televisión, al este de la capital, y quemaron un pequeño módulo público.

El incidente ocurrió a media mañana cuando manifestantes opositores, que mantenían bloqueada unas vías cercanas al canal estatal, se enfrentaron con piedras a las fuerzas de seguridad y empleados de la televisora, relató a la AP Maritza García, una estudiante universitaria de 21 años y quien participa en la protesta.

García dijo que en medio de la refriega cayó una bomba lacrimógena en el módulo público, lo que aseguró que ocasionó el incendio en esa instalación. Varias decenas de guardias nacionales y policías se presentaron en el lugar y lanzaron bombas lacrimógenas y balas de goma para dispersar a los manifestantes.

Muchos venezolanos se vieron afectados el jueves por la ausencia de transporte público, uno de los sectores que se sumaron al paro. Debieron caminar varios kilómetros para llegar a algunas agencias bancarias, farmacias y hospitales que lograron abrir con muy escaso personal.

Pese a que tuvo que levantarse en la madrugada y caminar alrededor de tres horas para llegar a su trabajo, una agencia bancaria al sureste de la capital, Frangeli Fernández, consideró necesaria la más reciente medida de presión contra Maduro, impulsada por una consulta simbólica el fin de semana en la que según la oposición más de siete millones de venezolanos expresaron su rechazo al proceso para reescribir la constitución.

"Es urgente un cambio de gobierno porque lo que vivimos es patético. No se consigue comida ni nada, y lo poco que hay está muy caro", dijo Fernández al reconocer que aunque no estaba muy de acuerdo con la protesta apoyaba que se hiciera "algo muy radical aquí para terminar de salir de todo esto".

En otra parte de la capital, Edgar Noguera, un maestro panadero de 38 años, admitió que no le importaba haber caminado más de dos horas desde su casa para llegar a su trabajo aunque el establecimiento no lograra operar debido a la falta de personal.

"Cualquier sacrificio es poco. Ya estamos viviendo muy mal", dijo. "Yo no quiero que haya Constituyente, lo que quiero es que ese hombre (Maduro) se vaya", agregó.

Algunos sindicatos nacionales de trabajadores y transportistas anunciaron su respaldo a la iniciativa de la coalición opositora mientras dirigentes del oficialismo descartaron que los empleados del sector público, donde laboran cerca de 2,8 millones de personas, se sumen al paro.

Las mayores cámaras de empresas, industrias y comercios del país dieron libertad a sus trabajadores para unirse al paro e indicaron que no aplicarían sanciones a las personas que no acudan este jueves a sus sitios de trabajo. Cerca de 10 millones de personas laboran en el sector privado.

El ministro de Defensa, general en jefe Vladimir Padrino López, informó que tras una inspección se determinó que las “700 empresas más grandes” de producción de alimentos están operando en su totalidad. La AP consultó a los representantes de algunas empresas de alimento e indicaron que sus plantas operaron a la mitad de su capacidad debido al ausentismo laboral.

Tras un simulacro de consulta que se realizó el 16 de julio en todo el país, en el que 7,5 millones de venezolanos rechazaron el proceso constituyente, la coalición de Mesa de Unidad Democrática, que integra una veintena de partidos, decidió escalar las protestas que han mantenido por cuatro meses y en las que han fallecido al menos 93 personas.

En octubre la alianza opositora también llamó a un paro cívico de 12 horas contra el gobierno que se ejecutó parcialmente.

Estados Unidos y otros gobiernos han exhortado a Maduro a reconocer la votación opositora y a suspender las elecciones del 30 de julio pero el mandatario descartó esta semana esa posibilidad.

______

Fabiola Sánchez está en Twitter como: https://twitter.com/fisanchezn

El periodista de AP, Jorge Rueda, contribuyó para esta nota desde Caracas

image beaconimage beaconimage beacon