Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Oposición venezolana convoca a participar en voto simbólico

logotipo de Associated PressAssociated Press 16/07/2017 Por FABIOLA SÁNCHEZ, Associated Press

CARACAS, Venezuela (AP) — La oposición de Venezuela exhortó a la ciudadanía a participar el domingo en una consulta simbólica para rechazar el plan del presidente Nicolás Maduro de reescribir la Constitución, un referéndum que se suma a las tensiones en una nación golpeada por una escasez generalizada y más de 100 días de protestas antigubernamentales.

Maduro ha convocado a una votación el 30 de julio para elegir a los miembros de una asamblea especial que reformaría la Constitución de Venezuela de 1999. La oposición cree que el voto está estructurado de tal forma que los partidarios del gobierno sean la mayoría de la Asamblea Constituyente a fin de permitir a Maduro la eliminación de los pocos frenos existentes a su poder, lo que generaría un sistema al estilo cubano, dominado por su partido socialista.

Maduro y las fuerzas militares dominan la mayoría de las instituciones estatales pero la oposición controla el Congreso y gobierna en tres de los 23 estados. La fiscal general de Venezuela recientemente rompió con el partido en el poder.

"Honor y gloria al bravo pueblo para deshacerse del yugo de la constituyente fraudulenta", declaró a la prensa el expresidente de Bolivia Jorge Quiroga, quien llegó a Caracas el sábado con otros expresidentes latinoamericanos para participar como observadores de la consulta simbólica.

Las oposición está tratando de boicotear la Asamblea Constituyente y ha instado a los venezolanos a oponerse a los planes de Maduro de acudir a los 2.000 centros de votación para depositar sus papeletas que incluyen tres preguntas con respuestas en “sí” o “no”: Si rechazan la Asamblea Constituyente, si quieren que las fuerzas armadas respalden al Congreso y si apoyan la conformación de un gobierno conformado por partidarios y oponentes de Maduro.

El referendo simbólico no tiene validez legal, pero servirá como una muestra de apoyo y cuyo éxito o fracaso será medido en la forma en que millones de personas participen.

Unidad Democrática, una coalición de cerca de 20 partidos de la oposición, ha imprimido 14 millones de boletas para los votantes dentro y fuera del país de 31 millones de habitantes. Pocos esperan que los venezolanos acudan en tales cantidades, pero los analistas afirman que una participación de más de ocho millones de personas elevaría significativamente la presión hacia el gobierno dos semanas antes de la asamblea constitucional.

El gobierno considera que el referendo de la oposición es una manipulación que pretende desestabilizar al país y ha exhortado a sus partidarios a participar en la asamblea constitucional, a la que considera como una forma de restaurar la paz en Venezuela.

Los organizadores “convocan un plebiscito para decir que todo lo que hicieron se los autorizó el pueblo y no asumir responsabilidades”, afirmó el vicepresidente Diosdado Cabello según un comunicado de prensa del viernes. Cabello aseguró que una vez que se instale la Constituyente, comenzará a hacerse justicia en Venezuela y “ahí estará la ANC (Asamblea Nacional Constituyente) para que las instituciones se pongan al servicio de un pueblo y no de los intereses de la burguesía”.

Las encuestas muestran que cerca de 20% de los venezolanos están a favor de reescribir la constitución de 1999 del fallecido Hugo Chávez: aproximadamente el mismo nivel de apoyo que dan a Maduro.

Sin embargo, el gobierno ha convocado a su propio acto a nivel nacional el domingo, un simulacro de la asamblea del 30 de julio que enviará a sus seguidores a las calles.

image beaconimage beaconimage beacon