Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Opositores venezolanos se niegan a aceptar represión

logotipo de Associated PressAssociated Press 27/04/2017 Por JOSHUA GOODMAN, Associated Press

CARACAS (AP) — Una bandera venezolana desteñida ondeó este jueves sobre la autopista principal de Caracas.

Cerca de ella, varios miles de manifestantes recorrieron la capital para marchar en memoria del estudiante que el miércoles pereció en una protesta que fue contenida por militares, lo que llevó al hijo del Defensor del Pueblo a exhortar a su padre a poner fin a la represión de los cuerpos de seguridad mientras el gobierno desafiaba a la comunidad internacional al retirarse de la Organización de Estados Americanos (OEA).

La muerte del universitario Juan Pablo Pernalete, de 20 años, que falleció a consecuencia del golpe de una bomba lacrimógena que recibió en el pecho, llevó a miles de opositores a tomar de nuevo las calles, mientras el presidente Nicolás Maduro insistió este jueves en acusar a sus adversarios de promover un golpe de Estado.

Asimismo, el mandatario defendió la decisión de sacar a Venezuela de la OEA y afirmó durante una concentración con seguidores en el centro de la capital que la acción busca liberar al país del intervencionismo e ilegalidad.

“No reconocemos ninguna reunión, ninguna decisión de la OEA que vulnere el derecho internacional... Somos libres de la OEA. La OEA para el carajo”, agregó.

La decisión de su gobierno de separarse del organismo se produjo tras una reunión breve del Consejo Permanente de aquel órgano en su sede en Washington, en la que los diplomáticos decidieron convocar a una reunión extraordinaria de cancilleres para evaluar la crisis en Venezuela.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, había exhortado a los países de la región a suspender a Venezuela por lo que calificó de violaciones sistemáticas al sistema democrático.

En una rueda de prensa el jueves, la canciller Delcy Rodríguez dijo que Venezuela presentará la carta de renuncia en la próximas horas en Washington para iniciar un proceso de salida que tardará 24 meses.

El anuncio de esta medida suscitó el oprobio del movimiento opositor venezolano. El dirigente y excandidato presidencial Henrique Capriles afirmó que el mandatario cada vez está “más aislado”, y sostuvo que “primero se va Maduro de Miraflores (el palacio de gobierno) que Venezuela de la OEA”.

En tiempos recientes ha aumentado la presión sobre Maduro para que convoque a elecciones regionales y libere a activistas políticos que han sido encarcelados. Las intensas protestas han dejado 29 muertos, 437 heridos y más de 1.000 detenidos de los cuales 65 permanecen bajo arresto y otros 217 serán presentados ante los tribunales.

La reciente ola de protestas es la más mortífera en el país desde la que surgió en 2014, cuando murieron más de 40 personas. Maduro ha llamado a negociaciones con la oposición, pero los opositores han rechazado esa opción luego de que un proceso de diálogo anterior colapsara en diciembre.

Un posible freno a la represión policial es Saab. Como Defensor del Pueblo, teóricamente autónomo, su deber es defender los derechos de la ciudadanía. Su voto en el llamado Consejo Moral Republicano, de tres miembros y constitucionalmente encargado de defender las instituciones democráticas venezolanas, podría hallar una solución a la crisis actual si él y el fiscal general Luis Ortega Díaz acceden a destituir a los jueces de la Corte Suprema por excederse en sus funciones.

___

Los periodistas de The Associated Press Fabiola Sánchez y Jorge Rueda en Caracas y Christine Armario en Bogotá contribuyeron a este despacho.

image beaconimage beaconimage beacon