Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pablo Matera: "Es el partido más importante del torneo"

logotipo de LA NACION LA NACION 19/08/2017

PORT ELIZABETH, Sudáfrica.- Hay jugadores que el primer año se lucieron más, mientras que otros se destacaron en el segundo. Pero hay uno que desde que el plantel de elite de la Argentina ingresó en el Súper Rugby está consistentemente entre los mejores. Luego de dos temporadas en los Jaguares, Pablo Matera le sigue agregando virtudes a su juego, ya de por sí muy completo. Este año, por ejemplo, ante la baja de Facundo Isa agarró la batuta como ball-carrier y es el principal encargado de ganar el contacto, poner al equipo adelante y darle salida a los tres cuartos, siempre atento a buscar el off-load. Además, es un eximio tackleador y cumple una función vital en la limpieza de los rucks. Un verdadero todoterreno.

Desde que debutó muy joven en el seleccionado, hace cuatro años, el tercera línea surgido de Alumni se ha convertido en un jugador irremplazable para los Pumas, aun en un puesto ultracompetitivo, donde sobran variantes. Si faltó a algún partido fue por lesión o por descanso, ya que es uno de los que más desgaste acumula.

Su primer partido con la camiseta celeste y blanca fue en el Rugby Championship 2013, al que saltó a los 20 años, sólo dos meses después de haber participado en el Mundial Juvenil. Fue precisamente en el primer partido ante Sudáfrica, aunque el recuerdo no es el mejor: derrota por 73-14 en Soweto. Una excepción, realmente, en los cinco años de rivalidad entre los Pumas y los Springboks en esta competencia.

"Hasta hace dos años nunca se le había ganado a Sudáfrica y hoy en día ya no nos conformamos con perder por poco", afirma Matera. "Hace unos años era normal perder con Sudáfrica, hacer un partido digno, pero ahora sentimos que si jugamos muy bien estamos de igual a igual. Eso hace que no nos conformemos con hacer un buen partido".

-¿Cómo está el equipo después de una ventana de junio en la que mostraron muchas cosas interesantes, pero no se dieron los resultados?

-Sudáfrica es un rival distinto a Inglaterra. Estamos más acostumbrados a jugar con este rival. Sudáfrica es menos sorpresa para nosotros de lo que puede haber sido Inglaterra, pero tiene más juego físico. Pero estamos bien. Sabemos que si logramos imponernos en el duelo físico, después no tienen tantas variantes como para sorprendernos. Eso es en lo que son fuertes y en lo que estuvimos trabajando para este partido.

-¿Este Rugby Championship puede ser un punto de inflexión de cara a lo que viene?

-Seguramente es un torneo importante. Los primeros años representaba un período de adaptación que teníamos. Pero ésta ya fue la segunda temporada de Súper Rugby. De hecho, se notó una mejora: el primer año ganamos cuatro partidos, este año ganamos siete. En el Rugby Championship nunca pudimos ganar dos partidos y ése es el objetivo que tenemos. Sabemos que éste es uno de los partidos más accesibles, es uno de los que ya hemos ganado, entonces pensamos que es el partido más importante del torneo.

-¿Por que es el primero o por que se trata del rival más accesible?

-Porque es el primero. Por ahí va a ser en el que más errores se cometan. Creo que va a haber más oportunidades. Este partido ya lo ganamos una vez de esa manera. Creo que si arrancamos más enchufados que ellos, tenemos chances.

-¿Qué es lo que les faltó en la ventana de junio y que tienen que subsanar ahora para vencer a un rival como Sudáfrica?

-En junio jugamos contra uno de los mejores equipos del mundo y nosotros no somos uno de los mejores equipos del mundo. Inglaterra está segundo y nosotros, novenos. Eso demuestra que todavía no estamos en ese nivel, si bien lo estamos buscando y trabajamos para eso. Enfrentamos a un rival que era mejor que nosotros, que fue superior y por eso se impuso en los dos partidos. Este fin de semana también vamos a jugar contra un rival que es mejor que nosotros, pero creo que estamos más cerca en cuanto al nivel. Venimos de tener algunos resultados positivos con ellos y eso nos da la esperanza de que si hacemos las cosas bien, sabemos que les podemos ganar.

-¿Es muy distinto para ustedes jugar para los Jaguares o los Pumas? Porque en el año se ponen una u otra camiseta, pero los jugadores son casi los mismos.

-Por un lado, el plan de juego se modifica bastante. Pero además, ponerse la camiseta de los Pumas es algo distinto. Todos queremos ponernos esa camiseta y competimos toda la semana para poder hacerlo. Nunca se sabe cuándo te la vas a volver a calzar, así que cada vez que tenés la oportunidad de usarla es una sensación diferente. Única.

-¿Cuán importante va a ser el duelo de terceras líneas en el desarrollo del partido?

-Ellos tienen un tremendo equipo, no solamente en la tercera línea. Varios vienen de jugar la final del Súper Rugby. ¡Todos tuvieron un gran año! Sabemos que el breakdown va a ser fundamental en este partido. Todos los partidos con Sudáfrica son así, porque son un equipo que busca trabarte arriba y recuperar pelotas. Creo que son el equipo que más hace eso. Entiendo que por los rucks va a pasar el partido, así que venimos trabajando toda la semana en ese aspecto del juego. Anticiparnos a los rucks, anticiparnos a las patadas. Tenemos que llegar antes al breakdown porque ellos buscan recuperar esas pelotas. Creo que va a ser un punto fundamental en el partido. Sabemos que Sudáfrica va a intentar hacer que cometamos penales y después intentar someternos con el line-out y el maul, así que vamos a tener que ser muy disciplinados.

-¿Tienen que cuidarse de algún jugador en especial de los Springboks?

-¡De todos! Es el equipo más físico que hay en el rugby internacional. Hasta los centros son fuertes y grandes. Hay que estar preparado, jugar un poco más agachado e ir un poquito más fuerte respecto de otros partidos. Después, es rugby. Por suerte, Sudáfrica es un equipo un poco más predecible que los otros. Es el partido que más nos gusta jugar.

-¿Es cierto que tienen algunas cosas nuevas en ataque?

-Las secuencias de jugadas para este partido son un poco más difíciles de memorizar que las que veníamos teniendo. Hay un poco de juego más arriesgado, pero tuvimos dos semanas para aprenderlas a la perfección, para memorizar todos los detalles, así que va a salir un lindo partido. Estamos confiados en lo que planteamos en ataque y creo que a ellos los complica.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon