Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Panamá considera positivo primer año de ampliación de canal

logotipo de Associated PressAssociated Press 26/06/2017 Associated Press

PANAMÁ (AP) — Después de lidiar con retrasos y la expectativa sobre la seguridad en su operación, Panamá consideró positivo el primer año de la ampliación del canal que ya le permite incrementar la carga y los ingresos en medio de la competencia y otros factores adversos en el transporte comercial marítimo mundial.

“Hemos tenido retos tras retos y los retos no terminan”, manifestó temprano el administrador del canal Jorge Luis Quijano durante un acto en las nuevas esclusas de Cocolí, en la entrada del Pacífico, con motivo del primer aniversario de la expansión canalera.

Quijano resaltó que de octubre a mayo se había registrado en el canal un incremento de 22% en la carga manejada y de 13% en los ingresos —alrededor de 200 millones de dólares— gracias a la expansión, si se lo compara con el mismo periodo de 2016. El actual año fiscal de la vía se extiende de octubre a septiembre.

Se estima que en 2017 el canal aportará a Panamá más de 1.600 millones de dólares, superior a los 1.013 millones del año pasado.

Más de 1.500 barcos que por su mayor tamaño y capacidad no podían cruzar por los dos viejos carriles construidos hace más de un siglo han utilizado la vía expandida desde su apertura hasta la fecha, y Quijano destacó en particular el tránsito de un nuevo producto, el gas natural licuado exportado por Estados Unidos, Perú y Trinidad y Tobago, mucho del cual va para consumo en México.

La ampliación debió enfrentar en ese lapso, no obstante, aspectos adversos como el bajo precio del crudo a nivel internacional —actualmente en 43 dólares— y la competencia del Canal de Suez, que según Quijano bajó un 65% sus peajes. Resulta que algunos tránsitos usan la ruta panameña con rumbo a sus destinos pero no retornan al optar por tramos más largos y la navegación por el canal de Egipto.

“Después de un año de operar el canal ampliado estamos llenos de emoción porque hemos superado todas las metas que nos habíamos impuesto”, coincidió el vicepresidente ejecutivo de operaciones Esteban Sáenz. “Representó un reto para Panamá y la gente del canal porque era una operación un poco distinta a lo que veníamos haciendo”.

La operación no estuvo exenta de riegos y preocupaciones de los propios operadores sobre el tema de la seguridad, pero autoridades del canal dijeron a comienzos de año que el porcentaje de incidentes, de barcos que golpearon las paredes de las nuevas esclusas y que sufrieron algún daño, había sido pequeño en comparación con el número de buques que lo había cruzado.

Panamá puso a operar la expansión, que demandó una inversión por más de 5.250 millones de dólares, con más de un año de retraso, y que dejó un legado amargo de reclamos por parte de los contratistas por presuntos sobrecostos que superan los 5.600 millones.

image beaconimage beaconimage beacon