Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Para el FMI, la Argentina crecerá sólo un 0,5% en 2014

logotipo de Infobae Infobae 08/04/2014 Jorgelina do Rosario
Christine lagarde © Christine lagarde Christine lagarde

Un nuevo informe económico semestral del Fondo Monetario Internacional (FMI) dejó en evidencia que las perspectivas a corto plazo de la Argentina "han vuelto a desmejorar". En su reporte "Perspectivas Económicas Globales", el organismo presidido por Christine Lagarde estimó que la economía crecerá sólo un 0,5% en 2014, y equiparó la situación del país con la de Venezuela. "Ambas economías continúan  lidiando con difíciles condiciones de financiamiento externo y con el impacto negativo de nuevos controles cambiarios y administrativos en el producto", especificó el reporte. El Fondo proyectó que la actividad de Argentina y Venezuela se desacelerará de forma marcada en 2014, si bien las perspectivas están sujetas a un "alto grado de incertidumbre". Y agregó: "Las políticas macroeconómicas que han sido continuamente expansivas han dado lugar a un alto nivel de inflación y a una disminución de las reservas oficiales de divisas". Si bien destacó que el país ajustó su tipo de cambio -por la devaluación de enero- y elevó las tasas de interés, insistió en que "se precisan modificaciones más importantes de las políticas para evitar un ajuste desordenado". FMI: "Se precisan modificaciones más importantes para evitar un ajuste desordenado" La proyección del FMI marcó un crecimiento del 4,3% en 2013, basadas en "datos oficiales declarados" y la metodología anteriores al cambio de cálculo que realizó el Gobierno, por el que proyectó una suba de 3% del PBI durante el año pasado. El dato de crecimiento que informó el organismo implicaría un pago del cupón PBI en diciembre -que se gatilla cuando la economía crece más de un 3,22% anual-, y es inferior al 4,9% que surgió del Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE). Como sucedió con los últimos informes, el FMI reiteró que el organismo emitió una "declaración de censura" para que el país adopte medidas correctivas con el objetivo de "mejorar la calidad de los datos oficiales sobre el PBI". Pero también hizo referencia a los datos de consultoras privadas: "Otras fuentes de datos han mostrado un crecimiento real significativamente más bajo que el que indican los datos oficiales desde 2008. En este contexto, el FMI también está usando otras estimaciones del crecimiento del PBI a los efectos de la supervisión de la evolución macroeconómica en Argentina". Inflación, con datos de la base vieja Mientras que el organismo comunicó que la inflación fue del 10,6% en 2013 -una vez más, basado en datos oficiales-, el FMI no informó proyecciones ni para este año ni para el 2015. En este sentido, el informe aclaró que desde enero de 2014 los datos de precios al consumidor reflejan el nuevo Índice de Precios al Consumidor Nacional urbano (IPCNu), que "difieren sustancialmente" del anterior IPC del Gran Buenos Aires. "Dadas las diferencias en cobertura geográfica, ponderaciones, muestreo y metodología, los datos del IPCNu no pueden compararse directamente con los datos del anterior IPC-GBA. Debido a este corte estructural en los datos, en la edición de abril de 2014 de Perspectivas de la economía mundial no se presentan los pronósticos del personal técnico sobre la inflación del IPC", aseguró. La divulgación del nuevo IPC fue una de las medidas que pidió el Directorio Ejecutivo del Fondo para sincerar las estadísticas públicas. El ministro de Economía, Axel Kicillof, viajará esta semana a Estados Unidos para la Asamblea del FMI y el Banco Mundial, que comenzó hoy en Washington. Será la primera participación del funcionario en esta asamblea en su cargo de ministro. La visita se da en un contexto en el que el Gobierno intenta normalizar las relaciones con el Fondo, luego de que el país rechazara el Capítulo IV sobre la revisión del estado de su economía.       Embed

Más de Infobae

image beaconimage beaconimage beacon