Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Para pulsear con Vidal, los gobernadores del PJ tientan a sus pares no peronistas

logotipo de LA NACION LA NACION 30/08/2017

CÓRDOBA.- Los gobernadores peronistas postergaron la reunión que iban a realizar hoy para definir una estrategia común para rechazar que se resuelva por vía judicial el reclamo de la bonaerense María Eugenia Vidal por el Fondo del Conurbano. La suspensión tiene como objetivo sumar gobernadores no peronistas, como los mandatarios de Santa Fe y Río Negro. El encuentro todavía no tiene nueva fecha.

Los peronistas quieren ampliar el encuentro a sus pares de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y de Río Negro, Alberto Weretilneck. Ya saben que los afines a Cambiemos, aunque también rechazan a renunciar a parte de sus ingresos, no se sumarán a ningún frente con ellos.

Aunque todavía -según confirmaron distintas fuentes a LA NACION- ni Lifschitz ni Weretilneck fueron invitados oficialmente, sí hubo contactos informales. De hecho, la semana pasada el santafecino se reunió con el cordobés Juan Schiaretti. "Estamos analizando si participar o no; el reclamo es compartido, pero hay que ver si intervenimos en un espacio político dominado por el peronismo", confiaron a este diario desde la gobernación de Santa Fe.

Esa provincia, incluso, tiene pendiente que la Nación le haga una oferta de pago por la deuda acumulada por la retención del 15% de la coparticipación para financiar la Anses. "En ese sentido estamos peor que Córdoba y San Luis porque nosotros no adeudamos nada a la Nación; es otro punto a tratar entre los gobernadores", plantearon.

El tucumano Juan Manzur ratificó que están invitando "a otros mandatarios para que se sumen y empiecen a opinar de múltiples temas que tienen que ver con este país, que es profundamente federal".

En el plenario de fiscales de Estado del viernes, por ejemplo, participaron los representantes de Mendoza y Jujuy. "Estábamos todos e hicimos una declaración en el sentido de que cada una de las provincias ejercerá su defensa jurídica ante la Corte Suprema en resguardo del patrimonio y con pleno consenso de que la demanda de Buenos Aires no puede afectar los fondos de la coparticipación que recibimos", dijo a este diario Eduardo Allende, fiscal de Estado de San Luis.

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, junto a los candidatos a legisladores de la Provincia © Santiago HaffordSantiago Hafford La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, junto a los candidatos a legisladores de la Provincia

Manzur admitió que los gobernadores peronistas están "terminando de diagramar la agenda" e insistió en que no resignará "ni un peso de lo que le corresponde a Tucumán". Desde la gobernación de La Rioja coincidieron en que se están "cerrando" algunos puntos y en que Sergio Casas ofreció que el encuentro se haga en esa provincia, la próxima semana.

Un consenso al que ya arribaron los mandatarios es que cada jurisdicción seleccionará el eje que considere más viable para establecer su posición ante la Corte Suprema. Córdoba, por ejemplo, ya resolvió que planteará la diferencia entre los subsidios que recibe el interior y los que van a Buenos Aires.

Salir de la Justicia

"Antes de las PASO quedamos en una reunión la semana siguiente, que finalmente -con cada uno analizando el resultado de su distrito- no se hizo; estamos hablando de manera permanente y en los próximos días será para llegar con un temario más afinado", dijo un integrante del equipo del salteño Juan Urtubey.

Los gobernadores entienden que el debate por el Fondo del Conurbano no debe hacerse en el ámbito judicial. La vicepresidenta Gabriela Michetti compartió públicamente esa postura; planteó que las provincias deberían "ceder un poquito", pero que el conflicto "lo tiene que resolver la política".

Vidal presentó la demanda el año pasado ante la Corte Suprema para eliminar el tope de $ 650 millones del Fondo del Conurbano; si el reclamo avanzara, debería cobrar unos $ 53000 millones al año.

Un factor al que apuestan los gobernadores para que el tema tenga una solución política es que en unas semanas la Casa Rosada buscará renovar el impuesto al cheque que vence este año. Para ello necesitará de senadores ajenos a Cambiemos; un factor en la negociación que pretenden iniciar.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon