Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pedirán hoy en la CGT la suspensión de la protesta del martes

logotipo de LA NACION LA NACION 16/08/2017

La movilización que la CGT programó para el martes que viene a la Plaza de Mayo está en duda. Y si se concreta, difícilmente reúna a todos los sindicatos. Sería el detonante para una nueva división de la central obrera.

El influyente sector de "los Gordos" (grandes gremios de servicios) propondrá hoy en la reunión de consejo directivo cegetista suspender la protesta, que había sido acordada en un plenario de autoridades el 28 de junio último. Tendrá, además, el apoyo del sector "independiente", que integran los estatales Andrés Rodríguez y José Luis Lingeri, y el jefe de la Uocra, Gerardo Martínez.

Entre versiones de ruptura, las diferentes corriente internas de la CGT se reunieron por separado para evaluar los resultados de las elecciones, en las que por primera vez en muchísimo tiempo el rol del sindicalismo peronista se redujo casi a una nota al pie. No habrá hoy una lectura sindical común sobre las PASO, aunque sí surgirá una preocupación que ubicará a todos los dirigentes bajo un mismo techo: la inquietud por las intenciones oficiales de avanzar en una reforma laboral que cuente con el aval de los sindicatos y de los empresarios.

En la crucial reunión de consejo directivo de hoy chocarán, entonces, dos posiciones que se anticipan antagónicas. La más dura, que pretende mantener a flote la movilización del martes y activar un paro nacional en septiembre, es impulsada por los gremios adherentes de Hugo Moyano y Luis Barrionuevo. Y la más moderada, que apuesta a conservar el diálogo y la negociación con la Casa Rosada hasta después de las elecciones generales del 22 de octubre, es la decisión de "los Gordos" e "independientes".

"La marcha se hace sí o sí, no es un capricho. Es lo que se acordó en el plenario. No hay razón para que se modifique", dijo ayer a LA NACION Juan Carlos Schmid, el referente del moyanismo en el triunvirato de mando de la CGT. Schmid contará hoy con los apoyos de Pablo y Facundo Moyano, pero no de todos los sindicatos del transporte, el otro bastión al que representa.

En el Gobierno siguen de cerca el endurecimiento de los Moyano y no descartan mantener las negociaciones reservadas con el jefe camionero. Excusas para el encuentro siempre sobran y a veces el fútbol sirve como un atajo. Hoy, mientras avance la crucial cumbre de la CGT, Moyano y otros gremialistas almorzarán en la sede del Supeh con los funcionarios Jorge Triaca (ministro de Trabajo), Rogelio Frigerio (Interior) y Juan José Aranguren (Energía), con la intención de escenificar una mesa de diálogo con un puñado de gremios vinculados a la energía y los hidrocarburos.

Se hablará allí de la interna de la CGT y de la necesidad del Gobierno de unificar su interlocución sindical. Los mismos gremialistas y funcionarios coincidieron la semana pasada en impulsar al petrolero Guillermo Pereyra como eventual líder en soledad de la CGT, en reemplazo del triunvirato de mando. Fue una suerte de homenaje para Pereyra, que arrastra una enfermedad. Su designación sería ideal para el Gobierno: Pereyra fue el sindicalistas que suscribió el acuerdo laboral en Vaca Muerta, un trato que se busca replicar en otras industrias para reducir costos laborales.

Paro de 48 horas de los judiciales

Los trabajadores de los 19 departamentos judiciales de la provincia de Buenos Aires, agrupados en la Asociación Judicial Bonaerense (AJB), pararán desde hoy por 48 horas. Rechazan la oferta de aumento salarial del 24% que hizo el Poder Ejecutivo provincial y reclaman una oferta superadora. Además, mañana, para culminar la jornada de lucha realizarán una marcha a La Plata. El conflicto lleva varios meses de tira y afloje con el Gobierno. Desde marzo, los judiciales realizaron 29 jornadas de paro y varias movilizaciones.

Paro de 48 horas de los judiciales

Los trabajadores de los 19 departamentos judiciales de la provincia de Buenos Aires, agrupados en la Asociación Judicial Bonaerense (AJB), pararán desde hoy por 48 horas. Rechazan la oferta de aumento salarial del 24% que hizo el Poder Ejecutivo provincial y reclaman una oferta superadora. Además, mañana, para culminar la jornada de lucha realizarán una marcha a La Plata. El conflicto lleva varios meses de tira y afloje con el Gobierno. Desde marzo, los judiciales realizaron 29 jornadas de paro y varias movilizaciones.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon