Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pence se reúne con exiliados venezolanos en Miami

logotipo de Associated PressAssociated Press 23/08/2017 Por GISELA SALOMON, Associated Press

DORAL, Florida, EE.UU. (AP) — Activistas y líderes del exilio venezolano se reúnen el miércoles en el sur de Florida con el vicepresidente Mike Pence para abordar la crisis en la nación sudamericana y pedirle que Estados Unidos implemente sanciones contra el gobierno de Nicolás Maduro.

El tema del encuentro será la “continua devastación y disturbios” en la nación sudamericana, dijo la Casa Blanca en un comunicado.

“Vamos a pedirle que Estados Unidos incremente su presión a todo nivel”, expresó a The Associated Press Daniela Schadendorf, quien fue criada por el alcalde de Caracas Antonio Ledezma, encarcelado sin juicio desde hace más de dos años.

“Estoy de acuerdo con las sanciones a todos los funcionarios corruptos y voy a pedirle que aumenten esas sanciones”, agregó la mujer antes del encuentro con Pence, en el que representará a los presos políticos.

En la cita en la iglesia católica Nuestra Señora de Guadalupe participarán también el gobernador de Florida Rick Scott y los legisladores cubano-estadounidenses Marco Rubio y Mario Díaz Balart.

La reunión tiene lugar pocos días después del viaje de Pence a Colombia, Argentina, Chile y Panamá, donde el foco de atención fue Venezuela. Ante los líderes latinoamericanos el vicepresidente intentó suavizar el mensaje del presidente Donald Trump de que Estados Unidos considera una acción militar en la nación sudamericana y les pidió más presión internacional contra el gobierno Maduro.

En Estados Unidos viven cerca de 273.000 venezolanos, un tercio de ellos el sur de Florida, de acuerdo con información de la oficina del censo de 2015. La cifra probablemente sea mayor en la actualidad debido a la cantidad de gente que ha llegado en los últimos dos años huyendo de la crisis política y económica de su país.

La visita de Pence a Doral, conocida como Doralzuela por su numerosa comunidad venezolana, fue acogida por activistas y exiliados.

“Viene a terminar de sellar el periplo que hicieron en Latinoamérica, a escuchar lo que piensan los venezolanos de aquí sobre las sanciones y la intervención militar”, dijo a AP José Colina, presidente del grupo Venezolanos Exiliados Políticos.

“Nadie quiere que intervengan militarmente”, agregó tras asegurar que en su caso está en favor de que no se compre ni venda petróleo a Venezuela y a que se sancione también a miembros de la oposición que mantengan negocios con el gobierno.

Para Ernesto Ackerman, presidente de la organización ?Independent Venezuelan American Citizens (Ciudadanos Venezolanos Americanos Independientes), la reunión con Pence permitirá que el exilio conozca el resultado de su viaje por Latinoamérica.

“Es importante saber qué tanto apoyo tiene Estados Unidos en la región, en la presión política y en la presión militar”, dijo Ackerman, uno de los invitados a la reunión con el vicepresidente y quien está en favor de “sanciones más fuertes”.

Las tensiones políticas se incrementaron en las últimas semanas en Venezuela tras la puesta en funcionamiento de una Asamblea Constituyente cuyo fin es redactar una nueva constitución que allanaría el camino a lo que la oposición considera una perpetuación de Maduro y su gobierno en el poder.

A las protestas antigubernamentales que en los últimos cuatro meses dejaron más de un centenar de muertos y cerca de 2000 heridos se suma una crisis económica con una inflación de tres dígitos y desabastecimiento de alimentos y medicinas.

Estados Unidos y más de una docena de países han condenado la decisión de la Asamblea Constituyente de asumir las competencias legislativas de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora.

Maduro dijo el martes que las relaciones con Washington están en el peor momento porque el objetivo de Estados Unidos es "ocupar militarmente y someter a Venezuela a los designios de sus trasnacionales y de los factores de poder".

El gobierno de Trump ha impuesto sanciones financieras a más de una veintena de funcionarios venezolanos, pero gran parte del exilio considera que son insuficientes.

“Aún no veo sanciones más fuertes”, dijo Patricia Andrade, de la Fundación Venezuela Awareness, que asiste a presos políticos y exiliados venezolanos. “Las medidas que han tomado no son suficientes para que Venezuela retome el camino democrático”.

image beaconimage beaconimage beacon