Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pensaron que era víctima de un ataque cardíaco, pero le habían pegado un balazo

logotipo de Infobae Infobae 02/06/2014 Infobae
Patrullero policia bonaerense noche 1170 © Patrullero policia bonaerense noche 1170 Patrullero policia bonaerense noche 1170

Los vecinos de Lomas del Mirador se vieron conmocionados el fin de semana por el asesinato de un conocido e histórico habitante del barrio que salió en defensa de su hijo tras un robo.

El drama se desencadenó el sábado por la noche, cuando Ezequiel Díaz (39 años) fue sorprendido por un grupo de ladrones que lo abordó en el momento en que se disponía a guardar su vehículo en el garaje de su casa y lo obligó a ingresar a la vivienda donde estaban su mujer y su hijo de dos años.

La tragedia se desató cuando los ladrones quisieron escapar con un LCD y una billetera y fueron abordados por Héctor Díaz,(71), padre y vecino del hombre que acababa de ser asaltado, quien se puso a insultar y a patear el auto de los delincuentes hasta que repentinamente se desplomó.

"Mi papá se tomó el pecho y cayó al piso. Como era hipertenso,pensamos que había sufrido un ataque cardíaco ", contó Silvina Díaz (37) en declaraciones al diario Clarín.

El hombre fue trasladado en patrullero al Hospital Santojanni, donde finalmente falleció y la autopsia reveló que en realidad no lo mató una falla cardíaca, sinouna bala calibre 22 que entró por su espalda y se le alojó en el corazón.

"La herida era tan pequeña que no produjo sangrado, por eso en un primer momento todos pensaron que los (cuatro) disparos que efectuaron los ladrones no habían dado en el blanco", explicó una fuente de la investigación citada por el periódico antes mencionado.

El hecho es investigado por el fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción Temática Homicidios, Carlos Arribas, pero de momento no hay pistas concretas que permitan hallar a los responsables del homicidio. Lo único que estÁ claro es que los malvivientes eran al menos tres y huyeron en un Peugeot 206 oscuro.

Más de Infobae

image beaconimage beaconimage beacon