Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Piloto Scott Dixon agradecido por salir ileso de robo

logotipo de Associated PressAssociated Press 23/05/2017 Por JENNA FRYER, Associated Press

CHARLOTTE, Carolina del Norte, EE.UU. (AP) — El plan de Scott Dixon era festejar su pole en las 500 millas de Indianápolis en un restaurante italiano en el centro de la ciudad. Pero el local estaba cerrado cuando Dixon terminó con sus compromisos con la prensa el domingo por la noche.

“La única alternativa era comprar comida rápida”, dijo Dixon el martes en una entrevista telefónica con The Associated Press.

Así que Dixon y su amigo Dario Franchitti fueron a Taco Bell, donde Dixon iba a pedir lo de siempre, una Cheesy Gordita Crunch, reemplazando los frijoles por carne. Pero, a menos de dos kilómetros del autódromo de Indianápolis, ambos fueron asaltados a mano armada mientras esperaban en el carril del autoservicio.

“Sin duda que me conmocionó, en gran medida no lo puedo creer”, dijo Dixon, quien destacó el “contraste tan bizarro” de haber sido asaltado poco después de la euforia de lograr la pole para la famosa carrera del domingo.

“Es algo que te vuelve a hacer sentir muy pequeño”, afirmó.

Dixon tiene instrucciones de no ofrecer detalles sobre el robo, por el que fueron arrestados poco después dos muchachos de 14 y 15 años. Tony Kannan, compañero de Dixon en el equipo Chip Ganassi Racing, dijo a la prensa que Dixon y Franchitti tenían las ventanas abajo cuando fueron abordados por los asaltantes.

El piloto Scott Dixon y su esposa Emma observa la clasificación de las 500 millas de Indianápolis el domingo, 21 de mayo de 2017 en Indianápolis. Dixon logró la pole, y poco después fue asaltado. (AP Photo/Michael Conroy) © The Associated Press El piloto Scott Dixon y su esposa Emma observa la clasificación de las 500 millas de Indianápolis el domingo, 21 de mayo de 2017 en Indianápolis. Dixon logró la pole, y poco después fue asaltado. (AP Photo/Michael Conroy)

“Le apuntaron una pistola a la cabeza a Dixon y le pidieron la billetera y su teléfono celular”, dijo Kanaan.

Dixon, apodado “Iceman” (Hombre de Hielo) por su compostura en la pista, dijo que cree que tanto él como Franchitti se mantuvieron calmados durante el incidente. Los dos son coleccionistas de relojes y señaló que no les robaron el Rolex que él utilizaba y “un (reloj) edición Daytona que usaba Dario y que es su reloj de la suerte”. Indicó que ambos relojes eran lo más valioso en el vehículo.

Dixon ahora tiene que dejar atrás el incidente y enfocarse en la carrera del domingo, donde buscará su segundo título de la Indy 500.

El neozelandés sí sacó algunas conclusiones sobre su experiencia en Taco Bell, su elección porque McDonald’s, un patrocinador del equipo Ganassi, estaba cerrado por remodelaciones.

“Lo más importante es estar agradecidos porque no pasó nada trágico”, dijo. “Esa es la gran diferencia. Y uno piensa en las decisiones que toma”.

¿Cómo acudir a Taco Bell a las 10 de la noche después de lograr una pole?

“Volvería a ir”, respondió con una risa.

image beaconimage beaconimage beacon