Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Polémica ley de aborto activa marchas católicas en Bolivia

logotipo de Associated PressAssociated Press 24/05/2017 Associated Press

LA PAZ (AP) — Una reforma penal que ampliaría las causales del aborto en Bolivia y ha recibido apoyo de legisladores del partido gobernante volvió a activar protestas convocadas por la Iglesia Católica en todo el país.

Entre canticos, oraciones y gritos contra la reforma, decenas de personas recorrieron el martes el centro de La Paz con pancartas gigantes que defendían la vida. “Aborten su reforma, no a los niños”, se leía en una de ellas. Los manifestantes rechazaban el proyecto de ley que recibió el visto bueno de una comisión de diputados antes de ingresar a debate legislativo.

“Bolivia, le dice sí a la vida. Hoy le decimos que rechazamos el asesinato, el genocidio, el infanticidio, porque eso es lo que quiere este gobierno, que se mate a los niños”, dijo a The Associated Press, Luis Aruquipa, representante de la plataforma en favor de la vida de la Iglesia Católica.

La marcha no solo fue en La Paz. En días pasados se realizaron protestas en diferentes ciudades bolivianas y se tiene previsto que continúen, explicó Aruquipa.

La reforma del Código Penal ampliaría las causales para el aborto que antes solo era permitido —previo fallo judicial— por violación o si peligra la vida de la madre.

La reforma permitiría que se despenalice el aborto en nueve casos, cuatro de ellos durante las primeras ocho semanas de gestación y cinco en cualquier momento del embarazo, sin necesidad de un fallo judicial. El proyecto inicial solo permitía un aborto por única vez, pero la comisión decidió eliminar esta condición para pasarlo al legislativo.

Entre las razones por las que una mujer podría solicitar el aborto están: violación, incesto y peligro de vida de la madre, pero también se considera a las mujeres que tengan más de tres hijos o no tengan dinero suficiente para la crianza.

A pesar de las manifestaciones, el gobierno mantiene su apoyo al proyecto. "No vamos a movernos ni un milímetro, no vamos a negociar los derechos de las mujeres con mentiras y con infamias”, dijo la diputada del partido de gobierno, Susana Rivero, al respecto. “Esta comisión no va a mover ni un milímetro de lo que aprobó”, añadió.

image beaconimage beaconimage beacon