Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Policía brasileña disuelve comisión de pesquisa “Autolavado”

logotipo de Associated PressAssociated Press 07/07/2017

SAO PAULO (AP) — La policía federal brasileña anunció el jueves que disolverá un grupo especial asignado a una importante pesquisa anticorrupción, lo que suscitó críticas de los fiscales de que la medida socavaría las investigaciones.

La investigación conocida como “Operación Autolavado” es la más grande pesquisa más grande contra actos de corrupción en Brasil. La investigación ha derivado en el encarcelamiento de altos políticos y ejecutivos empresariales, así como en acusaciones contra el presidente Michel Temer.

Los agentes de la fuerza especial con sede en la ciudad sudoriental de Curitiba serán integrados a una división ya existente que investiga actos de corrupción, anunció la policía federal.

La medida tiene gran importancia simbólica porque la fuerza especial, junto con los fiscales y jueces en Curitiba, han encabezado la investigación.

La eliminación de esa fuerza especial meses después de que fuera reducida de tamaño, suscitó nuevas preocupaciones de que las autoridades pretenden suprimir la pesquisa.

La medida significa que los agentes ya no se enfocarán exclusivamente en los casos de la “Operación Autolavado”.

Los fiscales asignados a la pesquisa dijeron que la medida “es obviamente un retroceso” y señalaron que los investigadores ya tenían dificultades para mantener el paso al ritmo de trabajo.

“El número de averiguaciones y pesquisas se ven restringidas por el número de investigadores disponibles”, dijeron los fiscales en un comunicado.

“Hay una lista larga de material pendiente de analizar y los agentes policiales de los casos no pueden desarrollar nuevas líneas de investigación”, agregó.

En un intento de sacudirse las críticas, la policía federal dijo que “reafirmaba el compromiso público de combatir la corrupción” y que los agentes no verán incrementada su carga de trabajo. También señaló que había suficientes agentes para responder a las demandas de la oficina en Curitiba.

En mayo, los fiscales y la policía se quejaron cuando la fuerza especial fue reducida y señalaron que esa circunstancia les dificultaría su trabajo.

En su comunicado del jueves, los fiscales responsabilizaron al gobierno de Temer tanto de la reducción en mayo como de la disolución.

image beaconimage beaconimage beacon