Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Por papeles irregulares del hockey sancionaron a Aníbal Fernández

logotipo de LA NACION LA NACION 18/08/2017

Aníbal Fernández ya no siente el calor del poder que supo ostentar, pero aún recibe coletazos. Un organismo del Gobierno sancionó al ex jefe de Gabinete kirchnerista por una extraña maniobra con los balances contables de la Confederación Argentina de Hockey (CAH), entidad que presidió entre 2014 y 2016.

La Inspección General de Justicia (IGJ) detectó que la CAH, comandada por Fernández, presentó dos balances del año 2015, con serias divergencias. El primer balance fue el que se trató y se aprobó en la asamblea ordinaria. Informaba activos por $ 50 millones. El segundo, presentado después de la asamblea, mostró números más sustanciosos, por $ 101 millones.

¿Qué se había omitido? El subsidio de $ 51 millones que la Jefatura de Gabinete había entregado a la entidad de hockey, que está siendo investigado en una causa judicial. Según reveló LA NACION, la CAH recibió fondos públicos de la Jefatura de Gabinete el mismo día que el quilmeño asumió en esa cartera.

Según consta en la resolución de la IGJ, los estados contables tratados por la asamblea de la CAH tenían "una importante omisión sobre la real operatoria de la institución". Ambos balances fueron suscriptos el mismo día por la misma contadora.

El ex jefe de Gabinete, Aníbal Fernández © LA NACION El ex jefe de Gabinete, Aníbal Fernández

Consultado por LA NACION, Aníbal Fernández justificó: "Fue un olvido, un error de los contadores, que se corrigió. No se hizo nada a espaldas de la IGJ". Dijo que cuando detectó la omisión, volvió a pedir una asamblea. "Todo se subsanó", agregó.

Para Marcellini -histórico rival de Aníbal Fernández en la dirigencia del hockey- existió "una estafa a la asamblea de la CAH".

La IGJ le aplicó una sanción disciplinaria a la comisión directiva presidida por Fernández e integrada por otros 15 dirigentes, entre secretarios, tesoreros y vocales.

Un convenio cuestionado

El subsidio para las canchas de hockey es investigado por el juez Julián Ercolini. Es que Aníbal Fernández estuvo virtualmente parado -en un mismo día- de los dos lados del mostrador.

La fecha clave es el 26 de febrero de 2015. Por la mañana, el entonces jefe de Gabinete Jorge Capitanich firmó un convenio de asistencia financiera con la CAH para "instalar canchas de césped sintético en cada provincia del país".

Esa misma tarde, a las 19, Aníbal juró y retornó a la Jefatura de Gabinete. Se se sentaba en la misma silla en la que se había firmado, horas atrás, el convenio con la CAH.

Aníbal Fernández aseguró que, al momento de la firma del contrato, se había tomado una licencia de la CAH para evitar incompatibilidades con su función pública. Sin embargo, su nombre figuraba en el encabezado del convenio.

Al pie del acuerdo, sin embargo, Aníbal no firmó, sino que lo hizo el secretario de la CAH.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon