Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Preocupación por el joven argentino detenido y torturado por militares

logotipo de LA NACION LA NACION 13/08/2017

Ángel Eduardo Meso Parra, un joven argentino-venezolano de 32 años, permanece detenido desde el domingo pasado, cuando fue apresado en Valencia, Venezuela, por guardias nacionales. En un video hecho público en las redes sociales por su familia, siete militares se bajan de una tanqueta y persiguen a un joven, al que posteriormente arrastran a la fuerza.

Las protestas de aquel día en Valencia, ciudad ubicada a dos horas de Caracas, se iniciaron tras el asalto de una veintena de militares y civiles opositores al Fuerte Paramacay, con el objetivo de robar armas. Su líder, el capitán Juan Caguarupano, fue detenido anteayer en Caracas.

Meso Parra, nacido en la Argentina, fue trasladado a la prisión militar de Ramo Verde, cerca de la capital, la misma en la que mantienen encarcelados a uniformados y en la que el líder opositor Leopoldo López permaneció más de tres años. La corte marcial a la que fue presentado lo acusa de instigación a la rebelión.

En declaraciones a la prensa desde Perú, donde vive actualmente, el padre del joven, también llamado Ángel, denunció que su hijo fue torturado durante los días que estuvo detenido. "Además no sé si le cortaron o le arrancaron el pelo", reveló. "Estamos desesperados. Ni siquiera tengo una buena situación económica como para viajar y no puedo hacer más de lo que hago", aseguró el padre en comunicación telefónica desde Lima.

Los abogados de su hijo también dijeron que durante la audiencia lo vieron muy golpeado y con un hombro luxado.

"Estamos esperando que los médicos lo atiendan, aparentemente tiene un hombro dislocado", confirmó a LA NACION Luis Betancourt, director de la ONG Foro Penal en Carabobo.

"Está privado de libertad preventivamente. Durante 45 días vamos a presentar pruebas y testigos, porque Ángel no estaba participando de las protestas, incluso levanta las manos cuando los guardias se le acercan. En Venezuela también detienen a los que están cerca porque tienen que presentar a un número y llevarlos detenidos", explicó Betancourt.

Más de 500 detenidos en Carabobo han pasado por las cortes militares, en juicios que se celebran incluso dentro de los propios cuarteles. Desde que empezó la ola de protestas en Venezuela, a fines de marzo, más de 5000 personas fueron detenidas, de las que aproximadamente 1000 todavía esperan una decisión en prisiones y cuarteles.

La familia de Meso Parra ha solicitado apoyo a la embajada argentina.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon