Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Presidente de Brasil y empresario se acusan de corrupción

logotipo de Associated PressAssociated Press 17/06/2017

SAO PAULO (AP) — El presidente de Brasil Michel Temer intercambió el sábado fuertes acusaciones de corrupción con un prominente empresario que asegura que el mandatario está detrás de los sobornos pagados por ejecutivos de compañías a políticos y funcionarios del gobierno a cambio de favores.

El multimillonario de la industria cárnica Joesley Batista afirmó a la revista Época que “Temer dirige la más grande y peligrosa organización criminal”, aunque no da detalles. Batista mismo es investigado por fraude.

La oficina de la presidencia respondió con un comunicado en el que describió a Batista como “el bandido más conocido y exitoso en la historia de Brasil”, y prometió demandarlo por las vías penal y civil.

Batista es ahora un testigo crucial en las pesquisas anticorrupción que podrían derivar en la destitución de Temer antes de que concluya su mandato en diciembre de 2018.

Los fiscales han dicho que consideran acusar formalmente a Temer de aceptar sobornos y tratar de obstruir la pesquisa sobre corrupción al interior de la compañía estatal Petrobras. Entre las irregularidades figura el pago de fuertes sobornos a políticos a cambio de contratos con precios inflados.

Decenas de políticos y ejecutivos empresariales han recibido sentencias condenatorias en el caso de Petrobras.

Una parte crucial de la evidencia contra Temer son los acuerdos firmados con los fiscales por Batista y su hermano Wesley que les permite a ambos empresarios continuar en libertad. En la investigación por fraude a un fondo de pensiones, ambos hombres dijeron que pagaron sobornos a más de 1.800 políticos a fin de conseguir favores para su firma empacadora de carne JBS.

JBS es la compañía procesadora de carne más grande del mundo y tiene más de 100 unidades industriales en el mundo, incluido Estados Unidos.

Las revelaciones de los dos empresarios incluyen la grabación de una reunión en marzo entre Batista y Temer en la que el presidente al parecer apoya el pago de dinero para comprar el silencio del expresidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, que cumple una sentencia de 15 años de cárcel acusado de corrupción.

Los fiscales afirman que en la grabación se escucha a Temer cuando autoriza a Batista que pague a Cunha el equivalente a unos 150.000 dólares a la semana para que no negocie un acuerdo con la fiscalía.

image beaconimage beaconimage beacon