Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Presidente del PC se resta de cita de la Nueva Mayoría y profundiza crisis oficialista

logotipo de La Tercera La Tercera 14/11/2016
Pese a no recibir explicaciones de sus socios, los jefes partidarios del bloque dieron por superado anoche el impasse por el reajuste. El partido se reunirá de nuevo hoy para continuar con el debate del fin de semana sobre la compleja relación con el bloque. © La Tercera Pese a no recibir explicaciones de sus socios, los jefes partidarios del bloque dieron por superado anoche el impasse por el reajuste. El partido se reunirá de nuevo hoy para continuar con el debate del fin de semana sobre la compleja relación con el bloque.

“Hemos dado por superado lo que sucedió la semana pasada. No tiene sentido seguir mirando hacia atrás”. La presidenta de la DC, Carolina Goic, anunciaba anoche pasadas las 22 horas, en el umbral del portón de entrada de la casa de su par del PS, Isabel Allende, en Guardia Vieja, Providencia, que se desactivaba el conflicto desatado entre los seis partidos de la Nueva Mayoría y su séptimo integrante, el Partido Comunista. El problema era que a ese acuerdo se llegó sin el principal representante de la colectividad en cuestión. Guillermo Teillier, presidente del PC, estaba convocado, pero no asistió a la cita que comenzó anoche cerca de las 20 horas. Tampoco entregó explicaciones a sus socios. Simplemente se ausentó del encuentro que buscaba limar las fuertes asperezas desatadas la semana pasada tras el rechazo en la Cámara del reajuste al sector público, precisamente con los votos en contra de todos los diputados comunistas.

“Respecto de la no asistencia del PC me parece que son ellos quienes tienen que explicar los motivos de no estar acá”, dijo Goic, en su calidad de vocera del bloque, repitiendo una y otra vez la frase y confirmando que no fueron advertidos de su ausencia.

“El PC tendrá que asumir su explicación, cada uno tendrá que asumir su responsabilidad”, remató a su turno, tras el encuentro, el presidente del PR, Ernesto Velasco.

Quienes tuvieron acceso a la reunión realizada anoche en la vetusta casa que perteneció al Presidente Salvador Allende, señalan que los jefes de partido de la Nueva Mayoría estaban atónitos por la actitud del PC. Sin contacto con Teillier, intentaron conseguir explicaciones, pero no fue posible.

Así las cosas y considerando que la mesa del sector público se encontraba negociando con el gobierno una fórmula para destrabar el reajuste de 2017, los dirigentes decidieron salir a intentar enfriar el tema, dándolo por superado. Pero el incendio estaba lejos de extinguirse. Las pocas versiones que surgían anoche desde el comunismo señalaban que la dirigencia liderada por Teillier optó por no asistir a la espera de la reunión de la comisión política que se desarrollará hoy en la sede del partido, cita en la que se discutirán las conclusiones del pleno del comité central celebrado durante todo el día sábado.

Según quienes accedieron a la instancia, el ánimo del debate de la dirigencia comunista no fue de los mejores y reflejó una profunda molestia partidaria con sus socios de coalición. En palabras simples, pese a que Teillier salió a decir el sábado que haría “todos los esfuerzos” para restablecer las relaciones con el bloque, la presión interna lo llevó a radicalizar anoche la crisis.

Se espera que tras la comisión política de hoy, el PC anuncie las resoluciones de su comité central.

Tensión con la DC

Pese a que anoche la propia senadora Goic daba por superado el impasse con los comunistas, durante el fin de semana la jefa de la DC había profundizado sus críticas hacia el partido de Teillier y el gobierno, tras la semana de quiebre oficialista.

“Uno no puede, por quedar bien con los trabajadores no respaldar una propuesta que tiene que ver con responsabilidad fiscal. Es muy importante que no se confunda eso”, dijo el sábado en Concepción, aludiendo directamente a sus socios comunistas, pero sin antes insistir en las responsabilidades del propio gobierno.

“En esto hemos debilitado nuestra capacidad de conducción. Eso es una responsabilidad de todos, de los actores que están en el Ejecutivo, pero también responsabilidades de los partidos”, insistió Goic.

Cabe recordar que todo comenzó tras el rechazo al reajuste: los seis partidos del bloque emitieron el miércoles una dura declaración pública, promovida por la DC, en la que acusaban al partido que dirige Teillier de actuar con “corporativismo” y de votar en contra de “su propio gobierno”. El jueves, en la misma casa a la que llegaron anoche, los seis presidentes de partidos se reunieron sin el PC, lo que hizo aumentar la tensión al interior del bloque. Ese mismo día, el ministro del Interior, Mario Fernández, entró en escena y el viernes se reunió con la directiva comunista para intentar descomprimir el ambiente.

La petición del PC fue clara: que el gobierno escuche a los trabajadores, lo que tuvo un efecto inmediato. Ese mismo día, un equipo de subsecretarios del sector económico, liderados por el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, instalaron una nueva mesa de negociación con el sector público que anoche, en paralelo, seguía negociando (ver nota en página 26).

La señal del gobierno causó profunda molestia en la dirigencia DC, donde consideraron que el PC le había torcido la mano a La Moneda y, en particular, al ministro del Interior. Así, la molestia del partido se concentró en su principal representante en el gabinete, quien además defendió la versión de Teillier de que no había comprometido los votos de su bancada en una reunión el lunes pasado en La Moneda.

Con todo, los jefes de partido anunciaron anoche que hoy se reunirán a las 10:30 horas en el tradicional comité político. Al cierre de esta edición no estaba claro si el PC asistiría.

Más de La Tercera

image beaconimage beaconimage beacon