Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Procesaron a Lázaro Báez por lavado de dinero entre 2010 y 2013 y lo vinculan a la obra pública

logotipo de LA NACION LA NACION 25/08/2017
La medida también alcanaza a los hijos de Lázaro © LA NACION La medida también alcanaza a los hijos de Lázaro El procesamiento también alcanza a los 4 hijos de Lázaro Báez © LA NACION El procesamiento también alcanza a los 4 hijos de Lázaro Báez

El juez federal Sebastián Casanello procesó hoy al detenido empresario Lázaro Báez y a otra veintena de imputados, acusados de integrar una banda que lavó dinero entre los años 2010 y 2013.

Así lo resolvió al readecuar, como le había ordenado la Cámara Federal, los procesamientos que ya había dictado previamente, y ligarlos a la concesión de la obra pública que recibió durante el gobierno de los Kirchner.

En una resolución de 750 páginas, Casanello dictó un nuevo auto de procesamiento que alcanzó a 27 imputados implicados en la causa que investiga el lavado de dinero de Lázaro Antonio Báez, por integrar una banda dedicada al blanqueo de capitales, delito que prevé penas que van desde los cuatro años y medio hasta los 13 años y 4 meses de prisión.

El pronunciamiento incluyó también a sus cuatro hijos, Martín, Leandro, Sabrina y Melina Báez, por ser los beneficiarios finales de un entramado societario offshore que controlaba cuentas bancarias en la Confederación Suiza a través de las cuales se habrían canalizado unos U$S 60.000.000 (sesenta millones de dólares) entre finales de 2010 y principios del año 2013.

La resolución expone cómo durante los últimos meses del año 2010, Báez comenzó a gestar, a través de Leonardo Fariña , un esquema de lavado de activos que incluyó el envío al exterior, a través de financieras del microcentro porteño, de millonarias sumas de dinero ilícito. Este dinero tendría origen en el extendido esquema de corrupción institucional investigado por el Dr. Julián Ercolini en la causa n° 15.734/2008, iniciada en virtud de la denuncia por asociación ilícita que la diputada nacional Elisa Carrió formuló contra Néstor Kirchner , Cristina Kirchner , Julio de Vido y Lázaro Báez -entre otros- en el año 2008.

En ese contexto, se tuvo por probado que, en enero de 2011, Fariña adquiere de Federico Elaskar con dinero de Báez la financiera SGI Argentina, con oficinas en Puerto Madero, desde donde se dirigen las operaciones de lavado de la banda y se gestiona la formación de una estructura jurídica y bancaria en el extranjero para albergar el dinero expatriado.

Posteriormente, el juez realiza un relevamiento de todo el entramado societario y bancario utilizado para resguardar el dinero en el exterior (Suiza, Panamá, Belice, Uruguay, España, Estados Unidos, etc.) mediante un análisis de las evidencias colectadas durante la investigación, que incluyen aquellos documentos remitidos por la justicia federal suiza como producto del proceso de cooperación que se entabló con las autoridades de la Confederación Helvética.

Asimismo, el magistrado mantuvo el encarcelamiento preventivo de Lázaro Báez , del contadorDaniel Pérez Gadín y del abogado Jorge Chueco y trabó embargos de hasta diez mil quinientos millones de pesos a cada uno de los acusados. También ordenó embargos millonarios sobre el patrimonio de once personas jurídicas, entre las que se encuentra Austral Construcciones SA, por encontrarlas penalmente responsables en los términos del art. 304 del C.P.

Con información de la agencia DyN y el CIJ

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon