Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Prorrogó el Gobierno una rebaja de contribuciones patronales para pymes

logotipo de LA NACION LA NACION 23/08/2017

Es un ahorro importante en costos laborales no salariales. Más precisamente, según datos oficiales, una pyme de entre 16 y 80 empleados que sume cinco personas a su plantilla de trabajadores puede llegar a ahorrarse $ 200.000 en dos años.

¿Cómo? Si no se pierde en el camino de la burocracia estatal -algo que el Ministerio de Producción busca corregir- y si está atento a las herramientas oficiales, sólo tiene que acceder al régimen que prevé la ley 26.940 y que el Gobierno prorrogó el 1° de este mes. Haciéndose eco de lo que reclama el empresariado, este programa rebaja contribuciones patronales para las pymes con el objetivo de crear nuevos empleos registrados.

La extensión por un año se realizó mediante el decreto 638/17. ¿Qué implica este programa? Se trata de un régimen de promoción para la contratación de personal que reduce las contribuciones patronales durante dos años para los empleadores que tengan hasta 80 trabajadores. Básicamente, en el caso de las empresas que cuenten con hasta 15 trabajadores registrados a 2014, los primeros 12 meses no pagarán contribuciones patronales por las nuevas contrataciones. Durante los siguientes 12 meses abonarán un 25% de esas cargas, explicaron en Producción.

Para las pymes que tengan desde 16 hasta 80 trabajadores, el beneficio consistirá en que durante los primeros 24 meses de la relación laboral pagarán el 50% por las nuevas contrataciones. "Para acceder a la reducción de contribuciones, los empleadores deberán comunicar el alta del trabajador [en AFIP] y confeccionar las declaraciones juradas correspondientes", indicaron en la cartera que conduce el ministro Francisco Cabrera.

"Actualmente lo usan unas 34.000 empresas por mes", indicó a LA NACION Mariano Mayer, secretario de Emprendedores y Pyme de la Nación. "Estimamos que hay muchas más que podrían usarlo y no se enteran", agregó el funcionario.

En el Gobierno prepararon algunos ejemplos. Un primer caso es para empresas de entre 1 y 15 empleados, donde el beneficio sobre cada nueva incorporación establece una reducción del 100% de las contribuciones patronales durante el primer año y una reducción del 75% para el segundo. Si se toma un ejemplo donde una empresa de estas características incorpora dos personas, al cabo de dos años se habrá ahorrado, en promedio, entre $ 120.000 y $ 140.000. Sería un ahorro sobre el costo salarial de estas dos personas de entre un 12% y 13%.

En tanto, para el caso de empresas de entre 16 y 80 empleados, el beneficio para cada nueva incorporación se establece en una reducción del 50% de las contribuciones patronales por dos años. Si esta empresa incorpora cinco personas promediará un ahorro en este período de entre $ 170.000 y $ 200.000, lo que representa entre un 7% y 8% sobre el costo salarial de esas incorporaciones.

Ese régimen se suma así a beneficios como la ley pyme, que el Gobierno aprobó el año pasado y que, según afirman, ya dio resultados para las empresas que representan el 99% de las compañías argentinas y el 70% del empleo total.

"La economía ya está creciendo y eso impacta positivamente. Cada vez más sectores están mejor", afirmó Mayer. "Todo el mundo reconoce que la ley pyme es una muy buena herramienta, pero los reclamos siguen vigentes", indicó el secretario de Estado. Entre los mismos enumeró: la baja de impuestos, la mejora del financiamiento, una rebaja de costos laborales y los problemas que trae la excesiva burocracia estatal.

Mayer afirmó además que la semana pasada realizaron una actualización de la norma que sirve para encuadrar a las pymes. Hace dos meses se había realizado también una para las categorías (segmentadas por rubros y por facturación).

"Incluimos sectores que se habían quejado de estar afuera de los beneficios que da la ley pyme, entre ellos el sector inmobiliario, el de seguros y el financiero", indicó Mayer. "Por otro lado subimos el tope de inversión en el capital de las pymes de 10 a un 20%, y así quitamos trabas para que estas empresas puedan seguir recibiendo inversiones", cerró el funcionario.

Las claves del beneficio

15

Trabajadores

Una pyme que tenga esa cantidad de empleados no pagará contribuciones en un año.

80

Trabajadores

La que tenga entre 16 y 80 empleados pagará el 50% de cada trabajador nuevo.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon