Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Puerto Rico: Presidente de universidad en huelga renuncia

logotipo de Associated PressAssociated Press 23/05/2017 Por DANICA COTO, Associated Press

SAN JUAN, Puerto Rico (AP) — La presidenta de la principal universidad pública de Puerto Rico anunció el martes que renunciaba al puesto, horas antes de que se cumpliera un ultimátum para ser arrestada por no reabrir una institución que ha estado cerrada por casi dos meses de huelga estudiantil.

La presidenta interina Nivia Fernández renunció junto con tres miembros de la junta de gobernadores de la Universidad de Puerto Rico, incluyendo el presidente y el vicepresidente de la junta.

Las puertas de la universidad han permanecido cerradas y bloqueadas por pilas de mesas y neumáticos desde las protestas estudiantiles lanzadas a finales de marzo contra los recortes de 450 millones de dólares pedidos por una junta federal estadounidense que supervisa las finanzas de la isla. El gobernador puertorriqueño ha propuesto que los recortes sean reducidos a 241 millones, pero no ha habido un acuerdo.

"Desafortunadamente, la universidad está siendo blanco de un recorte de fondos desproporcionado... e injusto que pone en grave riesgo, no solo la integridad física de la UPR, sino la capacidad que todavía posee de atraer docentes de altísima calidad", dijeron los miembros renunciantes en una carta al gobernador Ricardo Rosselló.

La Universidad de Puerto Rico tiene más de 50.000 estudiantes en 11 campus. El sistema ya había sido golpeado por recortes en años recientes y a los profesores se les han negados años sabáticos e incrementos salariales.

Los recortes son parte de varias medidas de austeridad que la junta federal ha propuesto para reducir los gastos gubernamentales en la isla en momentos en que el territorio se prepara para restructurar parte de su deuda pública de 73.000 millones de dólares.

Un juez amenazó con arrestar a Fernández si no presentaba un plan para poner fin a la huelga para el martes por la tarde. Fernández le había pedido a la policía y funcionarios judiciales que ayudasen a reabrir la universidad, pero las autoridades se negaron a intervenir.

Fernández dijo que se reunió con miembros de la junta hasta el lunes por la noche pero que ellos decidieron no proceder con posibles estrategias para reabrir la universidad. No dio más detalles.

"Tengo plena confianza en una pronta y justa conclusión a la situación actual e irregular en la que nos encontramos", dijo en su carta de renuncia.

Fernández ocupó el cargo por 13 semanas después de que el presidente previo renunció junto con varios funcionarios de alto rango de la universidad a finales de febrero, también en protesta por los recortes.

La universidad ha sido multada con 1.000 dólares diarios desde que un juez ordenó el 11 de mayo que fuese reabierta. Este mes, los estudiantes votaron para extender por tiempo indefinido la huelga y van a realizar otra reunión sobre el asunto el jueves.

image beaconimage beaconimage beacon