Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Recomiendan cocer bien carne de morsa debido a triquinosis

logotipo de Associated PressAssociated Press 06/07/2017 Por DAN JOLING, Associated Press

ANCHORAGE, Alaska, EE.UU. (AP) — Si planeas cenar morsa, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades te recomiendan que sea bien cocida.

La agencia federal advirtió de los efectos de la carne de animales silvestres mal cocida después de que se registraran dos brotes de triquinosis en el oeste de Alaska durante el último año. Diez personas enfermaron, pero ya se recuperaron en su totalidad.

Se trata del primer brote múltiple de triquinosis relacionado con la carne de morsa, que desde 1992 solo los nativos de Alaska pueden cazar con propósitos de subsistencia y fines artesanales.

En su reporte semanal de morbilidad y mortalidad, los CDC exhortaron a los servicios de salud a considerar el consumo de carne de animales silvestres al evaluar posibles casos de triquinosis. La agencia también indicó que los mensajes de salubridad pública deben comunicar las formas para evaluar los riesgos de métodos tradicionales de preparación y almacenamiento de alimentos.

La triquinosis se puede contraer al consumir carne cruda o mal cocida de animales que resultaron infectados por un parásito microscópico. Las altas temperaturas pueden matar al parásito.

Históricamente, la triquinosis es relacionada de manera más frecuente con el consumo de cerdo mal cocido. Desde finales de la década de 1990, se sospecha de la carne de animales silvestres en la mayoría de los casos.

A menudo en Alaska, se trata de carne de oso negro u oso polar. Sin embargo, entre los 241 casos de triquinosis que se han reportado en Alaska desde 1975, 24 están relacionados con el consumo de carne de foca mal cocida, y otros 100 con la carne de morsa.

En uno de los casos recientes, una niña reportó a mediados de agosto dolor e hinchazón en las piernas, dificultad para caminar, salpullido, fiebre y dolor muscular. Exámenes de sangre revelaron que ella, su hermano y su padre tenían síntomas de una posible infección por parásitos. Los tres habían comido carne de morsa, cocinada a término medio, el 17 de julio.

image beaconimage beaconimage beacon