Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Republicanos se aprestan a llenar vacantes en las cortes

logotipo de Associated PressAssociated Press 23/04/2017 Por MARY CLARE JALONICK, Associated Press

WASHINGTON (AP) — Los republicanos han logrado que el nominado del presidente Donald Trump a la Corte Suprema sea confirmado, y ahora están en posición de llenar docenas de puestos federales en la magistratura y así moldear algunas de las cortes más altas del país.

Los demócratas tienen pocas armas para detenerlos.

La oportunidad de los republicanos ocurre cuando su partido está en control del Congreso y la Casa Blanca. Hay 120 puestos vacantes en distritos federales y cortes de apelaciones, tras años de peleas partidistas por nominaciones judiciales.

Frustrados por obstrucción republicana en el 2013, la entonces mayoría demócrata cambió las reglas del Senado para que las nominaciones judiciales a tribunales y cortes de apelaciones sean a prueba de tácticas dilatorias, o sea que ahora solo toma 51 votos, una mayoría simple en el Senado de 100 miembros, para la confirmación.

Los republicanos ahora tienen 52 puestos.

Los cambios establecidos por los demócratas no aplicaban a los nominados a la Corte Suprema. Pero senadores republicanos ahora son la mayoría, y ellos cambiaron las regulaciones este mes para confirmar al juez federal Neil Gorsuch a la Corte Suprema pese a la oposición demócrata. Como resultado, el Partido Republicano puede garantizar la confirmación de futuros nominados a la Corte Suprema, si es que hay más vacantes durante el gobierno de Trump y los republicanos siguen siendo la mayoría.

"El gobierno de Trump tiene la oportunidad de realmente poner su sello en el futuro de la magistratura federal", dice Leonard Leo, vicepresidente ejecutivo de la organización conservadora Sociedad Federalista y asesor de Trump en la nominación de Gorsuch.

Reflejando una filosofía judicial conservadora, Leo dice que la inusual cantidad de vacantes que Trump heredó podría reorientar las cortes de apelaciones, especialmente, "de una manera que refleje mejor el papel tradicional de la magistratura, que es interpretar la ley apegándose a la letra y destacar los límites de poder del gobierno establecidos en la Constitución".

Esa filosofía fue una prioridad para el fallecido juez de la Corte Suprema Antonin Scalia, a quien Gorsuch va a reemplazar, y Trump ha dicho que quiere que la magistratura federal refleje esos valores.

Actualmente hay 20 vacantes en las cortes federales de apelaciones, que están un nivel abajo de la Corte Suprema, y unas 100 más en cortes de distrito, donde los casos generalmente comienzan. De las vacantes actuales, 49 son consideradas emergencias judiciales, designación basada en la cantidad de demandas presentadas en un distrito y en el lapso que el puesto ha estado vacante.

image beaconimage beaconimage beacon