Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Revelan manejos irregulares en un hotel vinculado al kirchnerismo

logotipo de LA NACION LA NACION 28/08/2017

La diputada y candidata opositora Margarita Stolbizer denunció prácticas irregulares en el hotel Waldorf, que pertenece a Osvaldo Sanfelice, socio y estrecho colaborador de la familia Kirchner que también es investigado por presuntas maniobras de lavado de activos.

Stolbizer reveló que los registros del hotel muestran que algunos pasajeros habrían vivido en algunas habitaciones durante más de siete años, incluso en superposición con otros huéspedes que se habrían alojado, al mismo tiempo, en esas mismas piezas, según surge del libro de registro del establecimiento.

El hallazgo de la candidata a senadora nacional junto a Sergio Massa se difundió anoche durante el programa La cornisa, que conduce Luis Majul, quien adjudicó las presuntas maniobras delictivas a la ex presidenta Cristina Kirchner y su familia.

Hasta ahora, sin embargo, ninguna evidencia vincula de manera directa a la familia Kirchner con ese hotel, que al menos en los papeles pertenece desde hace años a Sanfelice, según reveló LA NACION en marzo de 2014.

De todos modos, tanto los Kirchner como Sanfelice son investigados por presuntas maniobras de lavado de fondos de la obra pública a través del hotel Waldorf, ubicado en la calle Paraguay al 400, en la ciudad de Buenos Aires.

La investigación, en manos del juez federal Daniel Rafecas, ya dio sus primeros pasos cuando el magistrado ordenó allanar la escribanía que tramitó la compra "en comisión" del hotel, como también la oficina del contador del establecimiento, en busca del contrato original y del libro de actas del directorio, donde debería figurar cómo se componía la sociedad adquirente.

Rafecas también aceptó a Stolbizer como amicus curiae en la causa junto a su asesora Silvina Martínez, por lo que ambas podrán aportar datos, sugerir medidas de prueba y controlar los avances del expediente.

Para Stolbizer y Martínez, el hotel Waldorf no sería de Sanfelice, como consta en todos los documentos, sino de los Kirchner. Entre otros motivos, porque el socio y ladero de la ex familia presidencial compró el establecimiento en efectivo, en la misma época y a los mismos dueños del Alto Calafate.

Según la legisladora y candidata por el frente 1 País, la documentación recuperada del Waldorf muestra que se utilizó para lavar dinero de la corrupción. Por ejemplo, al registrar huéspedes que, en teoría, ocuparon las mismas habitaciones durante años.

Uno de esos pasajeros sería Marcelo Javier Florenza, de Paraná, quien figuró como huésped de la habitación 901 del Waldorf entre enero de 2006 y septiembre de 2013, período en el que incluso compartió esa habitación con un matrimonio brasileño para celebrar la llegada de 2009.

Contactado por La cornisa, Florenza confirmó que se hospedó en ese hotel, pero sólo durante breves estadías. "De ninguna manera me alojé durante tanto tiempo sin volver a mi casa de Paraná junto a mi familia", remarcó.

Lo mismo ocurrió con una pareja de Neuquén, que en los papeles ocupó la habitación 902 del Waldorf entre enero de 2006 y septiembre de 2013 y, al igual que Florenza, compartió su habitación para la llegada de 2009, en su caso, con un huésped japonés.

"Creemos que se han utilizado los nombres de estas personas para simular la ocupación de habitaciones", afirmó la asesora Martínez. "No tenemos dudas de que la contabilidad del hotel era adulterada para truchar la ocupación de las habitaciones en el mismo período en el que recibían dinero de Odebrecht, de Lázaro Báez y Cristóbal López, a través de empresas que están siendo investigadas por delitos de corrupción", añadió.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon