Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rugby Championship: los All Blacks lograron un agónico triunfo ante los Wallabies

logotipo de LA NACION LA NACION 26/08/2017

DUNEDIN, Nueva Zelanda (Télam).- El seleccionado de Nueva Zelanda, campeón mundial vigente, superó a Australia, por 35 a 29, en un partido de electrizante desarrollo que se definió a cuatro minutos del final con un try de Beauden Barrett, por la segunda fecha de la sexta edición del Rugby Championship y en el cual también definió en favor de los All Blacks la Bledisloe Cup.

El partido se jugó en el Forsyth Barr Stadium de Dunedin y el tradicional trofeo que se pone en juego anualmente entre ambos equipo quedó en poder de los neozelandeses ya que habían ganado en la primera fecha el sábado pasado, en Sidney, por 54 a 34.

Los tantos de los All Blacks fueron obra del medio apertura Barrett, figura del partido con 20 puntos, quien sumó dos tries y cinco conversiones, y tries de Rieko Ioane, Aaron Smith y Ben Smith, que tras este encuentro dejará la actividad durante un año para tomarse un descanso.

Los Wallabies sumaron puntos con tries de Israel Folau, Michael Hooper, Bernard Foley. Will Genia y Kurrey Beale, con dos conversiones de Foley, quien falló tres en una errática jornada para el excelente pateador.

No pudo ser mejor el inicio para los australianos ya que a los 24 segundos de juego Folau interceptó el balón y en gran carrera apoyó el try que abrió el marcador.

No terminó allí el gran comienzo de los Wallabies ya que a los 14 minutos ganaban por 17 a 0, una cifra que pudo ser más elevada de no ser por la mala puntería de Foley, sumándose a ello la lesión del tercera línea local Sam Cane.

Pero los All Blacks son los mejores del mundo y no pierden de locales ante Australia hace 16 años, por lo tanto guiados por Barrett, por la jerarquía de Ben Smith, reaccionaron con tries de Ioane y Aaron Smith, este en tiempo adicional, y culminaron 14-17 al final de la primera mitad.

Al desarrollo segundo tiempo no le quedó exagerado el calificativo de "no apto para cardíacos" porque Nueva Zelanda pasó al frente, por primera vez en el encuentro, a los 61 minutos con un try de Barrett y todo parecía en caminarse hacia un triunfo sin sufrimiento para los de negro.

No obstante, un try de Genia estableció un 22-21 para los visitante, Ben Smith se encargó de volver a poner al frente a los All Blacks con un try colocando el 28-22, pero cinco minutos después Beale volvió a quebrar el ingoal local y puso el marcador 29-28 para Wallabies.

En el final el aire se cortaba con un cuchillo, nada estaba definido, una contra podía darle a los australianos un triunfo que se le niega desde 2001 y los neozelandeses procuraban con furia e inteligencia el quiebre final que llegó con una fantástica jugada llena de velocidad y precisión coronada con try de Barrett y el triunfo por 35 a 29.

Ganó Nueva Zelanda y ahora el 9 de setiembre próximo recibirá por la tercera fecha a Argentina, luego de su doble duelo ante Sudáfrica (en Port Elizabeth y en Salta), en el Yarrow Stadium de New Plumouth.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon