Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

San Martín fue un justo ganador en la mañana sanjuanina

logotipo de LA NACION LA NACION 28/08/2017

SAN JUAN.- Un duelo entre dos equipos del interior, en el que San Martín de San Juan derrotó a Patronato de Paraná por 2 a 0 en un partido en el que claramente se vio una supremacía del local de principio a fin. Para los de Néstor Pipo Gorosito la victoria fue importante, ya que el entrenador debe ganarse la confianza de sus hinchas de cara a la Superliga. Por el lado del visitante, la derrota implica seguir mirando y muy firme la zona de descenso, aunque esto sea recién el comienzo.

El delantero uruguayo Facundo Barceló madrugó no sólo en la mañana sanjuanina, sino también en el marcador con un gol a los dos minutos del encuentro, donde Pucheta lanzó un pelotazo largo sobre la izquierda, el atacante sacó fácilmente con el cuerpo al defensor Andrade y definió de derecha ante la salida del arquero Sebastián Bértoli para un "santo" que entró a la cancha a jugar como una final.

A lo largo del partido los de Gorosito supieron manejar la pelota y buscaron todo el tiempo los errores del rival, que mostró serios problemas a la hora de poder armar juego. San Martín fue el de las situaciones más claras, incluso haciendo forzar al arquero Bértoli en varias ocasiones. La segunda etapa mostró al local con menos intensidad que en el del primer tiempo, cuando sólo le faltó estar más preciso para definir el partido mucho antes del final. De todas formas, esto no generó que Patronato pueda llegar a la igualdad por su pobre producción.

Marcos Gelabert fue quien puso cifras definitivas en el primer partido que ofrecía el domingo. El mediocampista ganó de cabeza en el área rival y estableció el 2 a 0. Fue un resultado justo que, con el transcurso de las fechas, le va a servir para pelear el descenso. A la hora de tener que observar la tabla de los promedios, quien suma preocupación es Patronato, que aparece endeble y más aún luego del flojo partido jugado ayer en San Juan.

Télam

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon