Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Scioli se defendió de las críticas kirchneristas: "No me preocupa que me peguen palos a mí"

logotipo de Infobae Infobae 08/04/2014 Infobae
Daniel Scioli 1170 2.jpg © Daniel Scioli 1170 2.jpg Daniel Scioli 1170 2.jpg

El gobernador Daniel Scioli informó el sábado en conferencia de prensa que decretó la emergencia en materia de seguridad para la provincia de Buenos Aires por el término de un año. El mandatario complementó ese anuncio con un paquete de medidas que incluye $600 millones en equipamiento para las fuerzas de seguridad y la creación de alcaidías, entre otros puntos.

Aunque con algunas críticas, fuerzas opositoras como el massismo, la UCR y el PRO celebraron las iniciativas y adelantaron que acompañarían aquellas que deben pasar por el ámbito legislativo. En cambio, el kirchnerismo se diferenció: el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, dijo que "forma parte de su propia agenda (la de Scioli)" y el titular de la Sedronar, Juan Carlos Molina, sentenció:  "Al plan de emergencia le falta la pata de prevención".

Fiel a su estilo, el gobernador recogió hoy el guante, pero sin confrontar. "No me preocupa que me peguen palos a mí, no quiero que le peguen más palos a la gente". El mensaje no deja mayores dudas acerca del destinatario; los únicos cuestionamientos llegaron de las filas oficialistas.

La respuesta de Scioli llegó durante la firma de un convenio de formación y capacitación del personal penitenciario de Florencio Varela, donde entregó 882 escrituras a vecinos.

"Pido con toda humildad la colaboración de todos los sectores para defender la vida", afirmó Scioli en el Polideportivo Municipal "La Patriada", donde  estuvo acompañado por el ministro de Justicia, Ricardo Casal; el subsecretario de Política Criminal, César Albarracín; la jefa del Servicio Penitenciario, María Florencia Piermarini; y el intendente local, Julio Pereyra.

Llamó, además, a que el Congreso Nacional debata las iniciativas legislativas que buscan "luchar contra la droga y promover el desarme". También expresó su voluntad de continuar promoviendo acciones para que "el Estado llegue antes" y subrayó: "No se trata de que haya más presos en las cárceles, sino menos armas en las calle".

También el ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia, contestó las críticas. "En este momento del país, lo más sensato es aportar a la prevención y solución de los problemas que acarrean las adicciones en lugar de generar polémicas que no nos llevan a ninguna solución", dijo en Radio Provincia.

Más de Infobae

image beaconimage beaconimage beacon