Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Según especialistas, la polarización favorecerá a Bullrich en octubre

logotipo de LA NACION LA NACION 15/08/2017

Si bien el domingo Cristina Kirchner (Unidad Ciudadana) y Esteban Bullrich (Cambiemos) protagonizaron un empate técnico, sólo fue un primer round. El resultado que realmente cuenta es el de octubre, y ahora los candidatos pelearán voto a voto para tratar de inclinar la balanza a su favor. Según especialistas consultados por LA NACION, la polarización de anteayer se acentuará en estos meses, desinflando a las fuerzas que hayan quedado en el medio. La gente apostará al "voto útil", en oposición al candidato de enfrente. En esta línea, los expertos coinciden en que Bullrich tiene más caudal de votos para captar, considerando que apuesta a los que apoyaron a Massa.

"Ahora cada uno tiene como desafío salir a captar el voto útil que van a tender a perder los otros candidatos en octubre. El 80% del voto de Florencio Randazzo (Frente Justicialista) lo puede buscar Cristina, y aproximadamente el 70% del de Sergio Massa (1 País), Bullrich", dijo Juan Germano, director de Isonomía Consultores. "Cambiemos tiene mucho más para crecer que el kirchnerismo", sintetizó.

Sin temor a anticiparse, el jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai, afirmó ayer a la agencia DyN que "se viene un escenario de polarización muy fuerte" con el kirchnerismo. Y enfatizó que Cambiemos "tiene mucho más para crecer" en "el conurbano y un poco más en el interior de la provincia".

Anteayer, el resultado que obtuvo Massa fue varios puntos menos que el que esperaban en 1 País. Ahora, la misión será respaldar al elector "puro" y fidelizar al volátil. La misma compleja tarea tendrá Randazzo, aunque ambos candidatos tienen un núcleo de votantes propios. "En la Argentina binaria, el mandato de la elección se juega por la negativa. La gente vota en contra de otro candidato. ¿Cómo hacen Massa y Randazzo para ponerle un límite u oponerse realmente a Cristina o Macri?", se preguntó Germano.

Federico González, de la consultora González y Valladares, también evaluó una profundización en la tónica binaria de la elección. "Lo de ayer [por anteayer] fue un empate entre dos fuerzas que en sí mismas tienen un caudal como para que el tercero tenga poca chance. Me parece que en octubre esto se va a acentuar. O sea que va a haber peor desempeño de Massa y Randazzo y del gran lote de los otros."

El politólogo José Nun destacó, con malestar, la falta de debate de propuestas y aseguró que fue una campaña basada en personalidades.

"Es muy difícil quebrar esta polarización en una campaña que se caracterizó por un hecho muy notable, que es la falta de discusión de temas centrales para la ciudadanía", dijo.

En cuanto a los apoyos de uno y otro lado, aseguró que Cristina "mantiene la adhesión de sectores que no son solamente de la tercera sección, sino también sectores medios que han depositado una creencia muy firme en ella". Sin embargo, vaticinó la desaparición eventual de la candidata. "Creo que ella no tiene futuro porque su liderazgo está muy acostumbrado a ejercerse desde el poder. Esto más tarde o más temprano se va a desinflar, pero no quiere decir que no vayan a sobrevivir por mucho tiempo", afirmó Nun.

En cuanto a Bullrich, el politólogo destacó la importancia del "talento de Vidal" y también el "clima de menor malestar que se vive últimamente". "El hecho de que la provincia esté dando una lucha frontal contra el narcotráfico y contra los corruptos se percibe muy positivamente", aseguró.

Sin embargo, un dato significativo lo aportó el analista político Federico Aurelio: según sus mediciones, desde marzo se preveía la paridad de la elección entre Bullrich y Cristina. "La campaña no generó mucho movimiento sobre los resultados", aseguró Aurelio. Es decir que, prácticamente, ni las propuestas ni, incluso, las metidas de pata tuvieron un peso significativo para inclinar la balanza. Esto ratificaría, como señala Nun, que los votantes definen su decisión en un personalismo o en una oposición al otro. "Creo que hay un juicio anterior a la campaña. Cristina no habló y se dirigió a su núcleo duro, que no necesita de ninguna campaña porque ya la conocen y están conformes con eso", razonó Damián Fernández Pedemonte, investigador del Conicet. Además, consideró que "el piso de Cristina está muy cerca del techo. Esto favorece a Bullrich para obtener más votos en octubre".

Juan Germano, Director de Isonomía Consultores: "El 80% del voto de Randazzo lo puede buscar Cristina y aproximadamente el 70% del de Massa, Bullrich. Cambiemos tiene más para crecer en octubre"Federico González, Consultora González y Valladares: "Las dos fuerzas tienen un caudal como para que un tercero tenga poca chance. Me parece que en octubre esto se va a acentuar"Damián Fernández Pedemonte, Investigador del Conicet: "Creo que el piso de Cristina, su núcleo duro, está muy cerca de su techo. Así puede que Bullrich obtenga más votos en las generales de octubre"

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon