Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Senado apoya iniciativa de salud para ex militares

logotipo de Associated PressAssociated Press 12/06/2014 Por MATTHEW DALYAssociated Press

WASHINGTON (AP) — El Senado aprobó el miércoles ayudar a miles de veteranos de guerra que tienen que esperar meses para recibir la atención médica a la que tienen derecho, al tiempo que el FBI reveló que abrió una investigación penal al Departamento de Asuntos de Veteranos sobre la base de denuncias de registros falsificados y prácticas indebidas de programación de citas.

La iniciativa del Senado, aprobada en una votación de 93-3, facilita que los exmilitares que han tenido que esperar demasiado tiempo para sus primeras citas reciban tratamiento con médicos privados a costa del departamento, conocido por sus siglas VA.

La medida se parece mucho a una iniciativa aprobada unánimemente el martes en la Cámara de Representantes, lo que creó optimismo entre legisladores de ambos partidos de que el presidente Barack Obama pudiera promulgar pronto una versión conjunta de ambas cámaras.

La Casa Blanca dijo el miércoles que Obama apoya la iniciativa del Senado.

Con la iniciativa de los senadores se autorizarían unos 35.000 millones de dólares a lo largo de tres años para pagar la atención médica de los exmilitares, así como la contratación de cientos de médicos y enfermeras y el alquiler de 26 instalaciones médicas en 17 estados y Puerto Rico. La iniciativa de la Cámara podría costar unos 620 millones de dólares en el mismo período.

El VA divulgó una auditoría esta semana que indica que más de 57.000 veteranos de guerra han tenido que esperar al menos tres meses para tener su primera cita con el médico. Otros 64.000 que pidieron citas en la última década nunca la consiguieron.

"El costo de la guerra no termina cuando se hacen los últimos disparos y se lanzan los últimos misiles", dijo el senador Bernie Sanders, presidente de la Comisión de Asuntos de Veteranos del Senado. "El costo de la guerra continúa hasta que el último veterano recibe atención médica y apoyo a los que tiene derecho y que se ha ganado en el campo de batalla".

El senador John McCain, quien redactó la iniciativa con Sanders, la consideró "un comienzo, no un final, para los esfuerzos que se deben emprender" para enfrentar la crisis que afecta el sistema de salud de los exmilitares.

El apoyo no fue unánime. El senador de Alabama Jeff Sessions y otros republicanos se quejaron de que era un "cheque en blanco" para gastar miles de millones de dólares sin control.

El exmilitar Roy Wiltz espera a que lo recojan frente al Centro Médico de Veteranos en Atlanta tras una cita médica en Atlanta, en una fotografía del 24 de mayo de 2013. (Foto AP/David Goldman, archivo) © The Associated Press El exmilitar Roy Wiltz espera a que lo recojan frente al Centro Médico de Veteranos en Atlanta tras una cita médica en Atlanta, en una fotografía del 24 de mayo de 2013. (Foto AP/David Goldman, archivo)

El senador Tom Coburn la apoyó pero dijo que "el dinero no es el problema" en el VA. "Es el manejo de las responsabilidades y la honestidad en el trato a los excombatientes".

La votación ocurrió en momentos que el FBI anunció una investigación penal en el VA. El director del FBI, James Comey, dijo el miércoles que la investigación era dirigida por la oficina del FBI en Phoenix, donde, dijo, surgieron la mayoría de las primeras acusaciones que investiga el auditor del VA.

El mes pasado, el auditor indicó en un reporte que 1.700 veteranos que solicitaron verse en el hospital del VA en Phoenix corrían el riesgo de ser "olvidados". El VA ha confirmado que al menos 35 veteranos murieron mientras esperaban tratamiento en Phoenix, aunque las autoridades dijeron que no sabe si las muertes están relacionadas con la espera.

El VA, que atiende a 9 millones de exmilitares, se ha basado en una gran cantidad de evidencias que señalan que los empleados falsificaron reportes de citas médicas para encubrir los grandes atrasos. Una auditoría interna publicada esta semana mostraba que más de 57.000 solicitantes de atención médica tuvieron que esperar al menos tres meses para recibir su primera cita y otros 64.000 nuevos veteranos que solicitaron una cita nunca la recibieron.

El secretario del VA, Eric Shinseki, renunció el 30 de mayo, pero la situación sigue siendo vergonzosa para Obama, quien ha puesto a los veteranos como una de las prioridades de su presidencia, y una posible carga para los demócratas que buscan reelegirse en noviembre.

___

El reportero de la AP Eric Tucker contribuyó a este despacho.

___

Matthew Daly está en Twitter como https://twitter.com/MatthewDalyWDC

image beaconimage beaconimage beacon