Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Senadores votan proyecto de apoyo a chilenos transgénero

logotipo de Associated PressAssociated Press 07/06/2017 Por EVA VERGARA, Associated Press

SANTIAGO DE CHILE (AP) — El proyecto que permitiría el cambio de nombre y género para personas transgénero mayores de 18 años, estancado hace cuatro años en el Senado, sufrió un nuevo traspié el martes, cuando los legisladores decidieron postergar la discusión para el miércoles.

El proyecto que reconoce y da protección al derecho de identidad de género fue frenado por una indicación de un legislador opositor que pretendió sacar de la norma la definición de identidad de género, lo que finalmente fue rechazado por 15 votos contra 12. Tras diferencias sobre la redacción del primer artículo, los senadores decidieron postergar la votación un día más.

Rolando Jiménez, dirigente del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (MOVILH), lamentó la exclusión de menores de edad del proyecto y advirtió que “pase lo que pase mañana (miércoles) la ley saldrá así del Senado”.

“Las esperanzas para mejorías están solo en la Cámara de Diputados”, advirtió.

Aunque el proceso de aprobación para que se convierta en ley podría volver a estancarse y no concluir antes de que finalice la presidencia de Michelle Bachelet —en marzo de 2018—, la mandataria apoya la iniciativa, que se suma a otra propuesta recién anunciada sobre matrimonio igualitario. El oficialismo tiene una mayoría de cuatro votos en la Cámara Alta, pero se desconoce si acudirán todos los legisladores a la votación y si algún oficialista podría rechazar la propuesta.

Bachelet llegó al poder en 2014 prometiendo educación gratuita universal y de calidad y apoyo a temas como aborto por tres causales, identidad de género y matrimonio igualitario. A pocos meses de que concluya su mandato, ninguno se ha convertido en ley.

El académico Marcelo Mella, analista de la Universidad de Santiago de Chile, dijo a The Associated Press que el hecho de que Bachelet insista en el envío de leyes sustantivas al Congreso en momentos en que su propia coalición política está convertida en “una alianza electoral sin un soporte programático”, puede tener dos explicaciones. La primera es que busque obtener alguna mayoría en el Senado o en la Cámara de Diputados, lo que generaría un escenario de “difícil reversión” para el próximo gobierno, donde los apoyos estarían “condicionados por estos proyectos que entraron a última hora”. La segunda hipótesis “sería dejar los proyectos encaminados, según un conteo de las fuerzas políticas, y partir condicionando la agenda política los primeros meses del gobierno que se inicia en marzo próximo”.

Por lo pronto, la aceleración de estos proyectos responde a un compromiso del gobierno con el MOVILH tras la mediación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, ante la cual el MOVILH demandó al ejecutivo.

En proyecto que ahora está en manos de los senadores —y de aprobarse iría a diputados— para permitir cambio de nombre y género se modificó para incluir consideraciones de sectores conservadores de Chile. Por ello, no permitiría que el trámite pueda realizarse por menores de edad ni matrimonios. Asimismo, las modificaciones permitirían que ascendientes, descendientes y cónyuge —si es que lo hay— se opongan a la petición, lo que podría dificultar el trámite para los interesados. Estas indicaciones conservadoras al proyecto fueron introducidas en enero en la comisión de Derechos Humanos del Senado y fueron aprobadas —entre otros— por la senadora y presidenta de la Unión Demócrata Independiente, Jacqueline van Rysselberghe.

A pesar de que en Chile hay sectores que se oponen al proyecto, hay otros que están a favor. En agosto de 2016, los padres de un menor de cinco años lograron el cambio de nombre y género de su hijo gracias a que un juez accedió a su petición. Para lograrlo, fue necesario contar con respaldo de una psicóloga, informes psiquiátricos y el Servicio Médico Legal. Sin embargo, una ONG ultraconservadora se querelló contra el juez y lo acusó de apartarse voluntariamente de la aplicación del derecho.

El juez no ha respondido a requerimientos de The Associated Press para conversar sobre el caso y los padres del menor tampoco han respondido correos electrónicos.

image beaconimage beaconimage beacon