Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sigue la novela de Lucas Alario: River se negó a dar el CBU y la rescisión se depositará en la AFA

logotipo de LA NACION LA NACION 30/08/2017

La AFA dio luz verde para que Lucas Alario haga efectiva su cláusula de rescisión en una cuenta bancaria de la entidad madre del fútbol argentino. Lo hizo ayer después de que River se negara a informarle al futbolista una Clave Bancaria Uniforme (CBU) a través de la cual pudiera hacer el pago.

La transferencia de los fondos quedará acreditada el jueves, aunque eso no implica que River mande la habilitación internacional para que el goleador pueda jugar con su nuevo club: Bayer Leverkusen . Lo más probable es que el club de Núñez denuncie la salida del futbolista ante la FIFA , primero, y ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo ( TAS ).

Según contaron fuentes al tanto del asunto, Alario recién podría jugar en la Bundesliga "en 20 días"."No le dimos el CBU para hacer la transferencia porque para nosotros la cláusula de salida no puede ejecutarse una vez iniciada la temporada", señaló una fuente cercana al club de Núñez. Al ser consultado sobre la posibilidad de entablar un reclamo ante la FIFA, primero, y ante el TAS, después, el informante indicó: "Veremos cómo evoluciona y en función de ello decidiremos".

Para ello, River se ampara en el artículo 16 del reglamento de transferencias de jugadores de la FIFA, que prohíbe rescindir un contrato profesional con la temporada ya comenzada. El artículo 17 del mismo documento agrega un dato: el aviso de rescisión debe darse durante los 15 días posteriores al último partido de la temporada. Si no se cumple, "pueden adoptarse medidas disciplinarias". Esos castigos burocráticos varían entre los cuatro y los seis meses de suspensión para el futbolista, y la imposibilidad de comprar jugadores por una o dos ventanas de transferencias para el club.

Del lado del jugador, sin embargo, son mucho más optimistas. Aclararon que la operación no corre riesgos. Y que, "a la larga o a la corta" el futbolista será habilitado por la FIFA. "Lo que argumenta River es para el club que rescinde sin cláusula, es decir, una cancelación de contrato. Con la cláusula se puede rescindir cuando quieras. Para eso está", contó una fuente de la AFA que pidió reserva de identidad. Y añadió: "Los alemanes preguntaron y lo chequearon con abogados de todo el mundo. Cuando pagás la cláusula, te fuiste".

Dos certezas: Alario jugará en Bayer Leverkusen, y lo más probable es que lo haga gracias a una habilitación de la FIFA. Por otro lado, si el club de las aspirinas necesitaba una respuesta urgente para su escasez de goles (lleva tres, ninguno convertido por un centrodelantero), ese futbolista no era Alario. Todo hace pensar que su habilitación se demorará. A no ser que River mande la transferencia internacional y acepte el pago de la cláusula. Algo que, por ahora, parece improbable.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon