Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sindicatos argentinos marchan contra presidente Macri

logotipo de Associated PressAssociated Press 22/08/2017 Associated Press

BUENOS AIRES (AP) — Los sindicatos argentinos se manifestaban el martes en Buenos Aires en contra de la política económica del gobierno aunque con diferencias internas sobre si deben endurecer sus protestas y convocar a una huelga.

Integrantes de la Confederación General del Trabajo (CGT) y de las dos facciones de la izquierdista Central de Trabajadores de Argentina (CTA) se concentraron en diferentes puntos de la ciudad para marchar luego a la Plaza de Mayo, frente a la sede del gobierno. También se unieron organizaciones sociales izquierdistas, algunas de las cuales responden a la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015.

La protesta, que ha generado un caos de tránsito en la ciudad, fue cuestionada por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, quien dijo a Radio Mitre que es “innecesaria” y tiene un “tufillo político”.

La medida de fuerza es en reclamo de políticas que alienten la producción y en contra del aumento del desempleo, generado -según los sindicalistas- por el ajuste implementado por el presidente Mauricio Macri, un conservador que reemplazó a Fernández en diciembre de 2015. También apunta en contra de una eventual flexibilización laboral.

Triaca señaló que la economía ha mejorado y que se está creando empleo e indicó que la desocupación “es de 9,2%, que sigue oscilando en los mismos datos que venía oscilando en los últimos tiempos”.

La CGT, que responde al peronismo opositor, realiza la manifestación con diferencias internas entre líderes que promueven un paro general y otros que prefieren reducir al mínimo su participación en las protestas.

Las diferencias sobre la estrategia que se debe implementar contra el gobierno quedaron en evidencia luego de las primarias abiertas del 13 de agosto en las que se eligieron los candidatos para las legislativas de octubre, en las que el gobierno salió más favorecido de lo esperado.

Pablo Moyano, del poderoso sindicato de los camioneros, consideró una "provocación" las palabras del ministro Triaca.

Además no descartó que la central sindical convoque a un paro general. “Le vamos a contestar con una plaza repleta de trabajadores y con el discurso de uno de los secretarios generales de la CGT”, dijo a periodistas.

Pero otros sindicalistas afirmaron que “no es el momento para convocar a un paro” y que esa medida será evaluada durante una reunión de la CGT a mediados de septiembre.

El líder sindical Carlos Acuña sostuvo, en tanto, que "no hay ninguna ruptura" en el seno de la central obrera al afirmar que "siempre hay discusiones" sobre las modalidades de las protestas.

El movimiento obrero realizó en abril una primera huelga contra Macri en reclamo de protección de la industria nacional, cese de los despidos y mejora de las condiciones de los sectores más vulnerables.

La CGT decidió convocar a aquel paro, al que se sumaron otras organizaciones gremiales, pese a que en otras ocasiones se había mostrado conciliadora con el gobierno.

image beaconimage beaconimage beacon