Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sobre la incomodidad de la rutina

logotipo de Tiempo Argentino Tiempo Argentino 27/05/2014 María Sastre
Sobre la incomodidad de la rutina © INFOnews Sobre la incomodidad de la rutina

Para Tiempo Argentino

 Un mundo de mujeres aburridas y hombres preocupados por el futuro y el progreso. Personas que día a día libran sus pequeñas batallas contra la vida que se les vuelve repetitiva a niveles insoportables. Ese es, a grandes rasgos, el universo que Roberto "Tito" Cossa recrea en la que fue su opera prima como dramaturgo, Nuestro fin de semana.

La obra, situada a fines de la década del '50, es el reflejo de la clase media de aquella época. Una sociedad que empezaba a experimentar la angustia de los proyectos sin realizar y la falta de un horizonte claro.  Cossa describe un panorama del que es contemporáneo: él es testigo de esa lenta agonía a la que alude a partir de diferentes núcleos temáticos: la dificultad de las mujeres para desarrollarse más allá de su hogar, la soledad de los que no formaron una familia según los cánones establecidos, la necesidad de "ser alguien" o "tener algo", y la incomodidad de la rutina. Escapar de todo eso parece ser el deseo contenido –y no tanto– de los personajes del autor. Raúl (Juan Palomino) organiza una reunión para pasar el fin de semana junto a amigos y parientes en el caserón que alquila en San Isidro. Su máxima aspiración es independizarse de la empresa en la que trabaja, y para eso acaba de emprender un negocio en el que tiene puestas sus expectativas. Su mujer, Beatriz (Patricia Durán), lo acompaña en todo. Ella, en su incapacidad para decir que no, es cómplice, también, en ese intento de dilatar lo que no se puede evitar: la llegada del lunes y el comienzo de una nueva semana. Pero el deseo de pasarla bien, de compartir momentos agradables, resulta casi utópico entre los invitados del matrimonio. Es que ninguno puede despojarse del descontento que los acompaña y del cuestionamiento constante acerca de si son felices con la vida que tienen. Son personas desilusionadas, espectadores vencidos frente a lo que les pasa a ellos mismos. Es un relato pesimista, sin duda, pero es un pesimismo en donde también aparece lo tragicómico, sobre todo en personajes como los de Elvira (Victoria Carreras) y Jorge (Federico Alí). El director, Jorge Graciosi, se apodera del realismo del texto y lo transpone tal cual. Desde la escenografía, que cuida hasta el más mínimo detalle como las manchas de humedad en la pared del patio, hasta el vestuario y el lenguaje. Y en ese contexto, la década del cincuenta, donde la TV recién empieza aparecer como herramienta de entretenimiento y hay un solo teléfono por cuadra, Nuestro fin de semana relata historias de héroes cotidianos que buscan sobrevivir a la hostilidad de la rutina. No tan distinto a lo que pasa ahora, medio siglo más tarde.  «   La ficha   Autor: Roberto Cossa. Dirección: Jorge Graciosi. Con: Victoria Carreras, Patricia Durán, María Carámbula y elenco. Sala: Teatro Regio, Córdoba 6056.    MUY BUENA   / • • • • /

Más de Tiempo Argentino

image beaconimage beaconimage beacon