Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sorpresa: la hija de Agustín Rossi es candidata a eurodiputada

logotipo de Infobae Infobae 24/05/2014 Infobae
Delfina Rossi diputada europa 1170 © Delfina Rossi diputada europa 1170 Delfina Rossi diputada europa 1170

La hija del ministro de Defensa de la Nación, Delfina Rossi, competirá este domingo por primera vez en las elecciones del Parlamento Europeo, y buscará hacerse con uno de los 54 escaños en juego que le corresponden a España. La rosarina, quien desde hace 12 años que vive en Barcelona, forma parte de la lista de Izquierda Popular de España. Sus definiciones políticas son claras. "Feminista, ecologista y de izquierda. Nacida en Argentina, politizada en Barcelona", reza su cuenta personal de Twitter.Delfina llegó junto a su madre en 2002 a la emblemática Cataluña. Tiene una Licenciatura y un Master en Economía, cursados en Barcelona y en Florencia, Italia, respectivamente. Sus primeras actividades políticas fueron en 2003, cuando participó de las marchas contra la guerra de Irak, de la cual España colaboró con el bando estadounidense. Al poco tiempo, integró Iniciativa per Catalunya Verds (ICV), un partido "verde" (ecologista) que forma parte del frente Izquierda Plural, que está constituido por 30 organizaciones. Rápidamente se convirtió en una referente y asesora de la agrupación.Imitando a su padre Agustín -fue jefe del bloque del FpV en Diputados antes de ser ministro-, Delfina busca este domingo hacerse de una banca en el Parlamento Europeo. Sin embargo, sus chances son pocas. "Es difícil", comentó la joven al portal El Ciudadano. "En mi lista estoy 37, por lo que es muy difícil que ingrese, pero siendo tan joven es un orgullo haber sido elegida.Lo mío es una candidatura de lucha, voy en representación de las juventudes verdes europeas y ya es un todo un símbolo", contó la rosarina.

En un spot de campaña colgado en la web, Delfina aparece con una ancha y cálida sonrisa que no se ve opacada por sus severas palabras proselitistas. "Doy apoyo a la carta de derechos digitales WePromise para estas elecciones europeas. Primero, porque necesitamos mas transparencia y que la gente participe. Es imposible seguir viviendo con leyes como las del Partido Popular que criminalizan las protestas y movilizaciones. Y en segundo lugar, porque necesitamos privacidad y democracia. Estamos en contra de los negocios de las grandes empresas corporativas", plantea la candidata en el material audiovisual.

Para el padre, "es un motivo de orgullo" que su hija aspire a conseguir un escaño parlamentario. "Entiendo que por su condición de inmigrante debe haber tenido que superar esa barrera para insertarse y formar parte de una lista. Además, para alguien que ha hecho de la política un estilo de vida como yo, es un orgullo que una hija exprese la misma vocación", sostuvo Agustín Rossial mismo medio.

EmbedUna rosarina en EuropaEl Parlamento Europeo es renovado cada cinco años por los ciudadanos de la Unión. Integrado por 766 diputados, es el único poder legislativo de carácter internacional elegido por voto universal directo en el mundo. Allí se define el trazo grueso de la política y la economía del Viejo Continente. En el recinto, los verdes son una fuerza minoritaria, ya que hegemoniza una socialdemocracia y la derecha europea alineada con el ajuste y los organismos multilaterales de crédito. "Nuestro lema de campaña fue 'Fuck The Troika' (NdR: 'Que se joda la Troika'), esta especie de alianza que se formó entre el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Comisión Europea y el Banco Central de la UE para realizar un salvataje económico en Grecia, que luego estuvo en Portugal y en España entró por la puerta de atrás con recetas que me hacen acordar a la Argentina del 2001: aumentar el IVA, reformas laborales y recorte de jubilaciones. La Troika logró que el mundo perdiera esa imagen de bienestar que se tenía de Europa y nosotros queremos recuperar eso", sostuvo en una tónica combativa la candidata a eurodiputada. "Somos el símbolo del no a las políticas neoliberales, el no al recorte presupuestario en educación, salud, entre otros", ratificó. Pese a las escasas probabilidades de ingresar al cuerpo parlamentario, Delfina se mostró optimista acerca de las perspectivas de su partido. "La Izquierda Plural española cuenta con dos eurodiputados, pero aspiramos a meter entre siete y nueve", auguró. Embed

Más de Infobae

image beaconimage beaconimage beacon