Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Taiana o González, la puja que quiere instalar el kirchnerismo

logotipo de LA NACION LA NACION 30/08/2017
Gladys González © LA NACION Gladys González

Rodeada de intendentes, Cristina Kirchner denunciará hoy una manipulación en el conteo. Pero la mira estará puesta en octubre: la ex presidenta se relanzará con el llamado a un voto útil para que un senador más "enfrente el ajuste".

Los números finales provocaron un festejo medido en el equipo de Unidad Ciudadana (UC). Interpretaron que fue la confirmación de que el Gobierno "manipuló el conteo" en la noche del 13 de agosto. "Quedó demostrado que la ciudadanía votó para defenderse del ajuste. Unidad Ciudadana es la mayoría de esa oposición que demostró que dos de cada tres bonaerenses le dijeron que no a Macri", expresó UC en un comunicado.

La receta para buscar el triunfo en octubre agudizará la polarización. Con los números finales que ayer confirmaron que Cristina fue la candidata más votada en Buenos Aires por un margen estrecho, el comando de campaña de UC comenzará a agitar fuertemente la estrategia "del tercer senador".

El kirchnerismo intentará correr del eje de la discusión las figuras de Esteban Bullrich y Cristina Kirchner. La razón es simple. Excepto que en octubre se dé una remontada de Sergio Massa fuera de cualquier pronóstico, Cambiemos y UC se repartirán el primer y el segundo lugar en la elección, y consagrará un senador cada fuerza. En juego está el tercer senador para la primera fuerza, banca que hoy pelean el ex candidato presidencial Taiana y Bullrich. Buscarán transmitir al electorado que la definición central en las generales será si el Gobierno obtiene una banca más o si, en cambio, se fortalece la oposición.

En el Instituto Patria señalan que uno de los ejes de la estrategia será llamar al "voto útil" contra el "ajuste". Intentarán de esa manera seducir a peronistas que se inclinaron por Massa y por el ex ministro kirchnerista Florencio Randazzo.

También apuestan por las fuerzas que no pasaron el 1,5%, cerca de 300 mil votos, cuyo grueso está en el espectro de la centroizquierda e izquierda. Un botín más que preciado cuando se lo pone en contexto: la diferencia final entre el oficialismo y el kirchnerismo en el escrutinio definitivo quedó apenas en 20 mil votos. "Cristina y Bullrich ya están adentro del Congreso, no hay nada que pueda impedir eso. En octubre se vota por Taiana o Gladys González ", será la consigna que bajará el comando de campaña K.

Jorge Taiana © LA NACION Jorge Taiana

No fue casualidad que Taiana estuviera presente en las dos reuniones que tuvo Cristina la semana pasada con intendentes de la tercera sección electoral, en Lomas de Zamora, y de la primera, en Merlo.

Hoy tendrá un lugar al lado de la ex mandataria, en el escenario del Club Atenas. La semana pasada, algunos candidatos adelantaron la idea que cobrará fuerza en las próximas semanas. "El que alguna vez votó por el Frente para la Victoria en octubre va a votar por Taiana en vez de por Gladys González", dijo Vanesa Siley, candidata a diputada y secretaria del sindicato de trabajadores judiciales Buenos Aires.

También hizo lo propio Hernán Letcher, candidato a concejal en San Martín, luego de las declaraciones del intendente local, Gabriel Katopodis. El jefe comunal confirmó que se mantendrá alineado a Randazzo, pero en un gesto que algunos tildaron de "ambiguo", llamó a trabajar en la "unidad del peronismo". Aclaró que esa discusión deberá darse "después de octubre". Subterráneamente, el kirchnerismo continúa el trabajo para erosionar apoyos en el randazzismo y agudizar la fuga de intendentes hacia su espacio. "Hay muchos intendentes que si repiten los números en octubre no van a meter ningún concejal, así que estar con nosotros es su propia estrategia de supervivencia. Si no, pueden quedar al borde de la destitución en sus concejos deliberantes", explicaron. Citaron, por caso, Hurlingham, donde el intendente Juan Zabaleta no ingresaría ningún concejal. Con ironía, uno de los responsables de la campaña aseguró: "Tal vez nuestro trabajo sólo sea repartir tijeras en algunos distritos". Activa en las redes sociales y con reuniones políticas en territorio, Cristina dejó claro que la economía se repetirá como eje del discurso.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon