Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tomás Cubelli: "Para el grupo estaría bueno ganar algo importante"

logotipo de LA NACION LA NACION 18/08/2017

PORT ELIZABETH, Sudáfrica.-Durante la ventana de junio, los Pumas vivieron una situación inédita en los últimos cuatro años. Por primera vez desde el Rugby Championship de 2013, no tuvo entre los 23 a Tomás Cubelli . Por lesión, el medio-scrum, de 28 años, se perdió los partidos ante Inglaterra y Georgia, pero se recuperó a tiempo para llegar en óptimas condiciones al test match de mañana ante los Springboks , en el inicio del certamen hemisférico.

En el primer amistoso de la temporada con Brumbies en Australia, Cubelli sufrió el desprendimiento del tendón rotuliano, lo que le demandó una intensa recuperación que lo mantuvo cuatro meses inactivo. Salió fortalecido y ahora vuelve no sólo para recuperar su lugar en el equipo, no sólo para pelear por la titularidad, sino para ser campeón del mundo.

"Siento que estoy en una edad en la que creo que son mis años importantes. La mayoría somos profesionales hace cuatro o cinco años, y si bien tuvimos un gran Mundial, no ganamos nada importante. Para el grupo estaría bueno ganar algo importante. Uno como deportista sabe que le quedan cinco o seis años. La idea es tratar de ganar algo", dice convencido.

-¿Creés que pueden llegar al final en Japón 2019?

-Sí, totalmente. Muchos pensamos así. Si no, no estaríamos acá.

Cubelli vuelve por partida doble. Vuelve a los Pumas tras la lesión y vuelve a la Argentina luego de una experiencia de dos años en Brumbies, el mejor equipo de Australia, donde deslumbró el primer año y se perdió casi todo el segundo: sólo reapareció para jugar un amistoso y los últimos tres partidos del Súper Rugby.

"Fueron dos años distintos. En el primero salió todo bárbaro, y en éste tuve la lesión. Si bien no fue la mejor manera de arrancar, no son sólo los buenos momentos los que arman a un deportista. A veces, los malos, malos también", confiesa Cubo. "La recuperación que hice fue muy buena, era una lesión complicada y haber vuelto al primer nivel me dio confianza".

-¿Fue un momento difícil?

-Me operé en Sydney a los dos días de que pasó, así que estaba solo, no llegó a ir nadie de la Argentina. Fue duro, pero esos días también lo forjan a uno. Fueron cuatro meses sin jugar, pero me recuperé bien y es bueno haber llegado al Rugby Championship con cuatro partidos.

-¿Te costó vivir tan lejos de la Argentina?

-Pensé que iba a ser durísimo, pero no fue para tanto. El año pasado estuvo mi novia, fueron mis viejos, hubo una gira como de un mes, después fui a la Argentina en la ventana de junio, y la segunda mitad estuve la mayoría del tiempo con los Pumas. Y este año, con la lesión, fui y vine bastante a la Argentina.

-¿Por qué decidiste volver?

-Yo de entrada sabía que iban a ser dos años. Los jugadores internacionales por regla sólo pueden jugar dos años en Australia, aunque hubo excepciones: por ejemplo, si probás que no hay nadie que pueda cubrir tu puesto. Por cómo fue el primer año y usando la lesión como excusa, Brumbies estaba buscando la posibilidad de renovar. Pero en mi cabeza yo sabía que iba a ser una experiencia de dos años y después volver para el Mundial. Siempre supe que para el Mundial quería estar en la Argentina. Y si bien me llevé una grata sorpresa estando ahí y me encariñé con el equipo, siempre mi identificación fue con este grupo. Siempre supe que la experiencia era para ser un mejor jugador para los Pumas.

-¿Pensás que te costó perder protagonismo en los Pumas? Antes rotabas más la titularidad.

-En eso también influyó en la decisión de volver. El año pasado había tenido un gran Súper Rugby y me frustró un poco no haberlo podido llevar a los Pumas. Por decisiones que son totalmente respetables, pero en lo personal sentía que había tenido un gran crecimiento y me frustró un poco.

-¿Qué te aportó como jugador esta experiencia en el exterior?

-En lo rugbístico me aportó un montón. Tuve tiempo para focalizarme en las cosas que tenía que mejorar. Brumbies es una organización grande y tienen tiempo para todos los jugadores, y aun cuando sabían que no iba a seguir tuve un seguimiento muy de cerca.

-¿Tenés intenciones de volver a emigrar después del Mundial?

-Por ahora estoy completamente comprometido con lo que venga de acá a dos años y medio. Si pienso en cómo estaba dos años y medio atrás, cambiaron un montón de cosas. Se habla todo el tiempo de que en Europa hay mejores contratos, pero en mi caso no pienso en eso.

-¿Cómo ven los australianos a los Jaguares?

-Lo ven como un equipo muy peligroso en ataque, con varias individualidades para tener en cuenta, un equipo que golpea fuerte en el contacto. Un equipo al que todos les gustaba ver jugar. Yo llegaba al vestuario y me decían: "¿Viste el try de los Jaguares?". Lo veían como un equipo que le agregaba cosas al torneo.

-¿Qué sensación te quedaba al ver los Jaguares de lejos y advertir que no les salían las cosas?

-Me afectaba, porque muchos son mis amigos. No habíamos pasado nunca por eso, había muchas críticas, no me gustaba para nada. Con los mismos jugadores hemos ido a giras, a la Vodacom, a la Pacific, y cuando jugábamos sentíamos que le podíamos ganar a cualquiera. Entonces, no podía entender cómo ahora no se disfrutaba tanto.

-¿Y cuánto te costó ver a los Pumas de afuera por primera vez en mucho tiempo?

-Como sabía que no iba a llegar, ya estaba preparado mentalmente. Un poco me hizo sentir muy agradecido de lo que había pasado hasta ahí, de haber estado en todas las listas durante tantos años. En la vorágine del día a día no lo ves bien. Y me dio confianza para lo que viene.

-Con Sudáfrica siempre hicieron buenos partidos y lograron los mejores resultados.

-Tenemos un estilo de juego que les incomoda. Les cuesta marcarnos. Todos los partidos que jugamos los hemos lastimado con el ataque. Si bien es un equipo de primer nivel, una súper potencia, creo que podemos incomodarlos. Ésa es la diferencia con otros rivales.

-¿Qué considerás que les falta para dar el salto?

-A veces esas cosas no se ponen en palabras. No sé qué falta y qué no. Cada uno intenta aportar lo suyo. Pero hay bases como para lograr cosas.

Para Boffelli, será el debut en el Championship

Daniel Hourcade anunció la formación para enfrentar a Sudáfrica este sábado a las 12.05 (hora argetnina) con el punto saliente del debut en el Rugby Championship de Emiliano Boffelli, que se perdió el certamen de 2016 pasado por lesión. En los bancos de ambos equipos habrá otras dos promesas, rivales en los últimos dos Mundiales Juveniles: Marcos Kremer (20) y Curwin Bosch (20), quien se apresta debutar en Springboks. La Argentina formará así: Tuculet; Moyano, Orlando, De la Fuente y Boffelli; Sánchez y Landajo; Lezana, Senatore y Matera; Lavanini y Petti Pagadizábal; Pieretto, Creevy (c) y Tetaz Chaparro. Suplentes: Montoya, Noguera Paz, Herrera, Kremer, Ortega Desio, Cubelli, Hernández y Moroni.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon