Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Trump dice que no grabó conversaciones con Comey

logotipo de Associated PressAssociated Press 22/06/2017 Por JONATHAN LEMIRE, Associated Press

WASHINGTON (AP) — El presidente Donald Trump dijo el jueves que “no hizo” ni tiene grabaciones de sus conversaciones privadas con James Comey, el director del FBI al que destituyó.

“Con toda la vigilancia electrónica, intercepciones, desenmascaramiento y filtración ilegal de información de la que se ha hablado recientemente”, Trump dijo que no tenía “la menor idea” de si existían “cintas” o grabaciones de las conversaciones. Pero declaró que “no hice ni tengo tales grabaciones”.

Los tuits son el capítulo más reciente en un juego de adivinanzas desde que Trump insinuó que tendría grabaciones de sus conversaciones privadas con Comey en la Casa Blanca y por teléfono.

La historia de intrigas comenzó el mes pasado, días después de la destitución de Comey, quien en ese momento investigaba los presuntos contactos antes y después de las elecciones entre la campaña del presidente y funcionarios rusos.

La falta de grabaciones casi seguramente eleva la importancia de los apuntes que tomó Comey de sus conversaciones con Trump.

Un informe del New York Times citó a dos allegados a Comey que relataron su versión de una cena que tuvo con Trump en enero, durante la cual el presidente le pidió que le prometiera lealtad. Comey se negó y en su lugar le ofreció “honestidad”. Cuando Trump le pidió “lealtad honesta”, Comey le dijo, “eso lo tendrá”, dijeron los allegados.

Trump tuiteó al día siguiente que a Comey “¡le conviene desear que no haya ‘cintas’ de nuestras conversaciones antes de que empiece a filtrar a la prensa!”.

Los tuits del jueves plantearon interrogantes de por qué el presidente se jugaba su reputación y su capital político a promover algo que no era real.

Su insinuación anterior sobre las cintas evocaron las grabaciones secretas en la Casa Blanca que provocaron la caída de Richard Nixon en el escándalo Watergate. Bajo una ley posterior a Watergate, las grabaciones presidenciales pertenecen al pueblo y con el tiempo se las puede publicar. Destruirlas es delito.

La comisión de la Cámara de Representantes que investiga la intromisión rusa en las elecciones fijó como plazo el viernes para que la Casa Blanca entregue las grabaciones que existan.

El Servicio Secreto haa dicho que no tiene copias de audio ni transcripciones de cintas grabadas en la Casa Blanca de Trump, según un pedido del diario The Wall Street Journal invocando la ley de libertad de información. Pero eso no excluye la posibilidad de que las efectuara otra entidad.

___

Los periodistas de Associated Press Ken Thomas y Deb Riechmann contribuyeron a este despacho.

___

Lemire está en http://twitter.com/@JonLemire

image beaconimage beaconimage beacon