Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Trump emite amenazas y Tillerson intenta calmar su impacto

logotipo de Associated PressAssociated Press 09/08/2017 Por JOSH LEDERMAN y MATTHEW PENNINGTON, Associated Press

WASHINGTON (AP) — El presidente Donald Trump y sus principales asesores de seguridad nacional emitieron mensajes contradictorios de alarma y tranquilidad sobre la creciente capacidad nuclear de Corea del Norte.

El mandatario se jactó de la supremacía de Estados Unidos en materia nuclear, un día después de que advirtiera a los norcoreanos “fuego y furia” si seguían con sus amenazas al país norteamericano.

Mientras la alarma mundial crecía por la posibilidad, aún remota, de una confrontación nuclear, el presidente Trump ratificó su amenaza sobre acciones militares y publicó un video en el que da un ultimátum al mandatario de Corea del Norte, Kim Jong Un. Trump dijo que su primera orden como presidente fue “renovar y modernizar” el arsenal nuclear estadounidense y que ahora es “mucho más fuerte y más poderoso que nunca”.

La insinuación de que Trump haya hecho algo para mejorar el armamento nuclear de Estados Unidos fue inmediatamente cuestionada por los expertos, quienes indicaron que no ha habido ningún progreso durante el mandato de Trump. De todas formas, el mandatario tuiteó: “Esperemos no tener que usar jamás este poder, ¡pero nunca llegará el momento en que no seamos la nación más poderosa del mundo!”.

Los tuits no ayudaron a calmar las inquietudes en Estados Unidos; al contrario, Trump estaba ayudando a empujar el enfrentamiento con Corea del Norte a un territorio desconocido e incluso peligroso. Aunque la posibilidad de una acción militar por cualquiera de las dos partes se ve lejana, dado el nivel de destrucción que ocasionaría, la advertencia de Trump del martes a Corea del Norte de que podría enfrentar “fuego y furia como nunca antes ha visto el mundo” agravaron los miedos de que un accidente o malentendido genere un conflicto entre ambas naciones.

Esta semana, un reporte oficial de Japón y un artículo publicado por The Washington Post sustentando en declaraciones de funcionarios de inteligencia estadounidenses y en un informe confidencial de la Agencia de Inteligencia de la Defensa, indicaron que Corea del Norte estaba acercándose a tener la capacidad para atacar a Estados Unidos con un misil nuclear antes de lo previsto. El documento estadounidense informó que Corea del Norte podría acoplar una ojiva nuclear en uno de sus misiles de largo alcance.

Después de que Corea del Norte hizo su propia amenaza a Estados Unidos, insinuando que podría atacar a Guam, un territorio estadounidense en el Pacífico, el secretario de Estado, Rex Tillerson, intentó calmar la sensación de crisis.

En el avión que lo traía de regreso de Asia, Tillerson, dio crédito al presidente Trump por mandar un fuerte mensaje al líder de Corea del Norte sobre la “incuestionable” capacidad de Estados Unidos para defenderse, y de esta forma prevenir “algún error de cálculo”. Tillerson insistió en que el país norteamericano no está señalando una acción militar mientras propugna por una política de sanciones y aislamiento de Corea del Norte.

“Los estadounidenses pueden dormir en paz”, dijo Tillerson, y añadió: “Nada de lo que he visto y nada de lo que sé indica que la situación ha cambiado drásticamente en las últimas 24 horas”.

No está claro que tan seriamente se deben de tomar las conversaciones sobre guerra. Los mercados no se agitaron con las amenazas entre las naciones. Donald Trump no tenía programada ninguna reunión el miércoles. No había indicaciones del Pentágono de planificación urgente o sobre que se desplegaran rápidamente nuevos recursos a la región del Pacífico.

___

Los periodistas de The Associated Press Foster Klug, Kim Tong-hyung y Hyung-jin Kim en Seúl, Christopher Bodeen en Beijing y Deb Riechmann y Lolita C. Baldor en Washington contribuyeron para este despacho.

image beaconimage beaconimage beacon